domingo, febrero 01, 2009

¿Harán Falta Líderes Visionarios?

Por José Antonio Vanderhorst Silverio, Ph.D.
Consultor Sistémico
Arquitecto del Sistema EWPC
Semilla Orgánica del GMH

Con la nota Agreguemos Valor a Cumbre de “Fuerzas Vivas”, traté de introducir el pensamiento sistémico a ese proceso. No obstante, el sistema diseñado e implantado en la primera reunión de la Mesa de Trabajo sobre electricidad, hidrocarburos y energía renovable, parece basarse en el pensamiento mecánico.

Dicho sistema consistió en separar el corto plazo de los mediano y largo plazos, concentrando la atención en medidas cortoplacistas para enfrentar la coyuntura de crisis y posiblemente darle ventajas al status quo al cerrarle el paso por ahora a las propuestas visionarias. Frente a otra idea de concentrarnos en el corto plazo y no pedirle demás a la cumbre, la nota Respuesta Editorial del Listín Diario: Salgamos del Subdesarrollo iba en el mismo sentido, aunque ahora parece que los otros dos plazos van después del 27 de febrero, cuando quizás sea muy tarde. Hay también otra versión mucho más preocupante y es que van a separar los corto y mediano plazos del largo plazo.

Por eso, de esa última nota resalto el párrafo que todavía aplica a separar en lo inmediato el largo plazo:

Por lo anterior, no importa si la Cumbre “fue convocada para medidas puntuales, para dar respuesta a la crisis económica mundial con acciones concretas que puedan gravitar a lo largo de este año.” Lo que importa es la necesidad de la transformación, en vez de ser simplemente “un ensayo para un ejercicio mayor y más profundo de diálogo y concertación, en el futuro.” Una vez acordado el enfoque sistémico de conocimiento profundo, resultará evidente responder la pregunta de la nota ¿Será la Reforma Constitucional Anti-sistémica? para poder aplicar el cuarto de los siete consejos.”

Dichos consejos aparecen en la nota “7 Consejos a la Cumbre de las “Fuerzas Vivas”. Es así que es fundamental adoptar la necesaria transformación visionaria hacia implantar el sistema de conocimiento profundo, que se explica en “The New Economics: For Industry, Government, Education.” El site resumido.com destaca:

En este libro, que marca el epílogo de su carrera, Deming introduce su Sistema de Conocimiento Profundo. El sistema consiste de cuatro aspectos: - Entender el sistema.- Teoría del conocimiento.- Entender las variaciones.- Psicología.Se trata de un sistema basado en la cooperación (en lugar de en la competencia), que ayuda a la gente a disfrutar del trabajo y del aprendizaje, a la vez que trae éxito a largo plazo en el mercado. .Escrito en 1993, poco antes de su fallecimiento, ofrece una perspectiva única sobre un momento crucial en la historia económica de Estados Unidos: el cambio hacia la economía basada en el conocimiento.

Asimismo, en el discurso de orden en la XLI graduación ordinaria de la Universidad APEC (Unapec) el Rector, Justo Pedro Castellanos Khouri, explicó las razones del éxito del Plan de Nación Irlandés, diciendo:

El punto de partida del denominado “milagro celta” es, sin dudas, el gran acuerdo nacional suscrito en 1987 entre el sector público, el sector privado y el liderazgo obrero, que no se limitó a enfrentar una coyuntura de crisis, como era aquella en la que se firmó, sino que con amplitud de miras y grandes dosis de responsabilidad, confianza y generosidad definió el país que querían y por el cual apostarían en los próximos decenios.

David Lovegrove, Director Divisional del International Development Ireland (IDI), aporta datos relevantes sobre la historia y las características del acuerdo. Rememora cómo, previo al acuerdo, encharcados en la crisis, “todo el mundo le echaba la culpa a todo el mundo. Los empleadores culpaban a los sindicatos, los sindicatos, al gobierno, y este, a los agricultores. Todos estaban apuntando a un culpable”; y cómo en la hondura del colapso, no otro que el Primer Ministro llamó la atención del país en torno a la gravedad de la situación, tensó las fuerzas nacionales señalando las posibilidades existentes y convocó al liderazgo irlandés y los sentó en una misma mesa a negociar. “Lo cierto es –cuenta Lovegrove- que fuimos terriblemente afortunados de tener a líderes visionarios. (…) Todos los que se sentaron a esa mesa eran gente de visión (…). Llegaron a un acuerdo sin precedentes en la historia del país, casi sin precedentes en el mundo. Todos los actores sacrificaron mucho y aceptaron muy poco a cambio (…).

De todo el esfuerzo visionario que se ha trasparentado en el EWPC Blog, en la Bitácora Digital del GMH y en los intensos intercambios que de tiempo en tiempo se han realizado desde el año 2005, es evidente que en un Acuerdo de Nación tenemos el potencial para hacer una verdadera transformación en el sector eléctrico, que le de solución definitiva a la crisis de electricidad y le genere amplias oportunidades de desarrollo a la Nación, al profundizar la reforma, enfrentar las trabas e impulsar una vigorosa inversión.

Como se puede comprobar, el primer sector que está preparado para aplicar el sistema de desarrollo profundo es el sector eléctrico. Apliquemos la sabiduría que Deming nos legó para amplificar el poder de nuestros cerebros de forma individual y colectiva, para ajustarnos a las nuevas circunstancias, como propuso Eamonn Kelly en su libro “Powerful Times: Rising to the Challenge of Our Uncertain World.”


2 comentarios:

Jose Payano dijo...

Antonio,

admiro tu valentía, coraje y persistencia...

José Antonio Vanderhorst Silverio, PhD dijo...

Corrijo el comentario que suprimí.

Muchas gracias José por tu oportuno apoyo, apoyo este que tiene mucho más valor si se me considera solo un simple humilde servidor por medio del cual, como Semilla Orgánica del GMH germina y emerge el mensaje.

Abrazos,

José Antonio