sábado, abril 03, 2010

La Ilusión de la Electricidad Barata, su Derroche y el Atraso del País

“Sin garantía de energía barata, su derroche es el problema; la garantía de información barata es la clave para resolverlo. #EWPC”

José Antonio Vanderhorst Silverio, Ph.D.
3 de abril, 2010


Ahora que el tema del aumento de precios de la electricidad está de nuevo sobre el tapete, la ilusión de una electricidad barata resalta como una de las cosas que impulsan el atraso en nuestro país. Esa ilusión es el resultado de un efecto sistémico que tiene su origen en otro tiempo y lugar, que se corresponde con la decisión del Estado Dominicano de impulsar la Capitalización del sector eléctrico, que todavía se sigue persiguiendo ahora bajo el amparo del Fondo Monetario Internacional.

Lo que ha emergido como el Modelo EWPC es un esfuerzo que nació cercano a ese momento y lugar para impulsar nuestro desarrollo con base a reconocer que ese derroche se debe enfrentar con desarrollo de una mejor información para reducir dicho derroche que impulsan los precios ineficientes, bien sea de forma legal (subsidios) o ilegal (robo). La cita que coloqué en Twitter y que se distribuyó automáticamente en Facebook, LinkedIn y Plaxo, articula sintéticamente dos comentarios que hice en 1996 al inicio del proceso.

El 28 de marzo, en la ponencia "Rol y Participación Privada en el Desarrollo del Sector Eléctrico de Potencia Dominicano," presentada en el Instituto Dominicano de Tecnología Industrial (INDOTEC), repetí la cita de un experto que dice "De todas las cosas, las únicas que siguen bajando continuamente de precio son las relativas a la telecomunicaciones y la computación." Y en una nota al pie agregué que "De todas las tendencias esta es la más importante."

El 26 de julio, en uno de los tres planes de acción para el sector eléctrico que aparece en la Agenda Nacional de Desarrollo, escribí que "De acuerdo a las más recientes teorías económicas, el desarrollo de la República Dominicana se ha visto imposibilitado en parte, no tanto por la escasez de recursos, sino porque derrochamos dichos recursos. Siendo la electricidad el más costoso de esos recursos, desde hace 20 años se impulsó, con las políticas antes mencionadas, la falsa creencia de la electricidad como un bien social. En verdad, el derroche acentúa la pobreza; el bienestar se debe sustentar por el contrario en el ahorro de electricidad."