viernes, diciembre 21, 2012

Modelo eléctrico para ganar


LIDERAZGO SISTÉMICO 

Modelo eléctrico para ganar

Modelo eléctrico para ganar

SABER MÁSACERCA DEL AUTOR

Artículos

JOSÉ ANTONIO VANDERHORST-SILVERIO

Consultor Sistémico

Sobre mí

Diseñador del Modelo Marco de la Electricidad Con Valor Agregado. Miembro de la Academia de Ciencias de la República Dominicana. Miembro Vitalicio Senior del IEEE
Basado en el artículo Electricidad sin compañías políticas, no hay mejor ocasión que la próxima reunión con el FMI para sentar a las empresas políticas del sector privado, las empresas políticas del sector público, interlocutores válidos que representen empresas de libre mercado, los representantes del FMI, del BID y del Banco Mundial, para negociar un nuevo modelo institucional sostenible del sector que atraiga capital productivo de largo plazo.
El próximo martes 23 de octubre, el Colegio Dominicano de Ingenieros, Arquitectos y Agrimensores (CODIA) en asociación con la Fundación Energía y Desarrollo, Inc. (FED), tiene programado un evento que puede verse en el Programa preliminar seminario CODIA-FED: Nuevo modelo para el sistema eléctrico dominicano.
Como resultado del seminario, el pueblo dominicano podría tener interlocutores válidos del sector eléctrico para participar en los pactos eléctrico, fiscal y educativo. Sugiero que el nuevo modelo institucional del sector eléctrico necesita alinearse con la inversión local y extranjera del mundo emergente.
De entrada, es necesario separar las decisiones de corto plazo, que corresponden al presupuesto, de las de largo plazo, que corresponden a los tres pactos. En ese sentido, el pueblo dominicano necesita comprometerse a acordar por adelantado decisiones en los tres pactos que limiten el subsidio al sector eléctrico, por ejemplo, a 400 millones de dólares.
En proceso de elaboración, mi intervención para el cambio de modelo, “Arquitectura minimalista de sistema de la electricidad con valor agregado,” se basa en lo siguiente: sabemos que los generadores ganan y que la gran mayoría de nosotros perdemos como consumidores regulados con una factura cara de un servicio deficiente y también como contribuyentes que pagan impuestos. Inspirada en el hábito ganar-ganar, de Steven R. Covey, este modelo resume lo que queremos simplemente con una sola palabra "ganar."
Como adelantó el presidente Danilo Medina, el sector eléctrico dominicano está bajo un modelo institucional que necesita ser cambiado. Cuando Rubén Bichara advierte que “los contratos firmados con las generadoras hasta 2015 y 2016 no soportan tres años para su revisión, debido a  las condiciones por la que atraviesa el sector y el déficit del mismo,” el vicepresidente ejecutivo de la Corporación Dominicana Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE) da a entender que el país está metido en un laberinto. Al respecto, reitero las sugerencias del artículo Salida laberinto eléctrico.
Esa declaración aparece en la noticia Bichara urge contratos sean renegociados, “la cual agrega “Pienso que la sobreindexación del combustible y la consecuente marginación sobre el incremento, son cosas que deben ponerse sobre la mesa y resolverlas”, enfatizó Rubén Bichara. Una lección aprendida de la arquitectura de sistema expresa que “Algunas veces, pero no siempre, la mejor forma de resolver un problema difícil es expandir el problema mismo.” Al expandir el problema aumenta el rango de soluciones para salir del laberinto.
Como se explica en la nota No hay culpa crisis eléctrica, la banca multilateral ha venido tratando de forma no sistémica la excesivamente prolongada crisis sistémica de grandes proporciones de los sectores eléctricos del mundo y que ha venido explotando en la República Dominicana por ser uno de los lugares más resentidos. En efecto, la banca multilateral es una parte importante del problema y un interlocutor válido que necesita sentarse en la mesa de negociación para que pueda emerger el nuevo modelo institucional.
Otra lección aprendida sugiere “Usar arquitecturas abiertas. Las necesitaras tan pronto el mercado empiece a responder.” Esa lección va al centro de la solución que identificó el presidente Medina. Es necesario cambiar el modelo de una arquitectura de sistema cerrada a una abierta. Sin embargo, para hacer el cambio de modelo institucional es absolutamente necesario convencer a la banca multilateral de la necesidad de una arquitectura abierta de sistema.