viernes, diciembre 21, 2012

Salida del laberinto eléctrico




Blog detalle

LIDERAZGO SISTÉMICO 

Salida del laberinto eléctrico

Salida del laberinto eléctrico

SABER MÁSACERCA DEL AUTOR

Blog detalle

JOSÉ ANTONIO VANDERHORST-SILVERIO

Consultor Sistémico

Sobre mí

Diseñador del Modelo Marco de la Electricidad Con Valor Agregado. Miembro de la Academia de Ciencias de la República Dominicana. Miembro Vitalicio Senior del IEEE
La misión del FMI está en el país. El Congreso Nacional está muy preocupado. No hay mejor momento para empezar a salir del laberinto de la crisis sistémica de grandes proporciones del sector eléctrico.
En una discusión sobre el apagón de la India en julio del 2012, sugerí “reestructurar la industria eléctrica para cosechar los beneficios de la información barata. Esto significa empezar de nuevo desde la empresa verticalmente integrada, en vez del estatus quo de hoy.” Alguien me cuestionó diciendo: “¿sabes por qué nadie te ha tomado en serio todos estos años que has estado diciendo empezar de nuevo y ahora reestructurar la industria…?”
¡Eureka! Ahora verán como encajan los frutos de todos estos años para salir del laberinto.
En su análisis “Evaluación y propuesta de solución para el sector eléctrico,” publicado en el primer ejemplar, de abril del 2009, de la Revista Dominicana de Economía, de la Academia de Ciencias de la República Dominicana, José Luís De Ramón supone que: “Este país ha sido metido en un laberinto. Para salir debe saber claramente hacia dónde quiere ir3. Para el autor la dirección correcta es la de lograr un mercado regulado con todas y cada una de las condiciones que exige para funcionar adecuadamente, desmontando al mismo tiempo todo lo que atente contra su funcionamiento. Lo demás es perder tiempo y dinero.”
Para salir del laberinto y saber adonde ir necesitamos cuestionar esas suposiciones. Según la nota al pie “3”, De Ramón dice que “Un mercado regulado, al estilo que será presentado, es un modelo que goza con mucho apoyo de la comunidad que ha analizado este problema. Un documento que prácticamente se ha convertido en un consenso es el informe del Banco Mundial: Besant-Jones: Lessons from Power Sector Reform, World Bank 2006.”
Entiendo que esa comunidad del Banco Mundial no incluye al menos las importantes reservaciones que un equipo de MIT y Harvard, dirigido por Fred C. Schweppe hizo en 1988, en el libro “Spot Pricing of Electricty.” Entiendo también que esa comunidad desoyó las críticas que hicieron Peter Van Doren y Jerry Taylor del Cato Institute en el 2004, con su análisis “Rethinking Electricity Restructuring.
Schweppe y sus colegas escribieron: “Creemos que la desregulación que considera solamente el lado de la oferta de la ecuación oferta-demanda es peligrosa y puede tener resultados negativos. Una segunda diferencia mayor… [con] el resto de la literatura de la desregulación surge de nuestra preocupación de que la economía y la seguridad de los sistemas de potencia no sean destruidas o comprometidas.” Es evidente que con la crisis de California esas advertencias produjeron resultados altamente negativos. Esa es una de las causas principales de que estemos metidos en el laberinto.
En un profundo análisis, Van Doren y Taylor por su parte recomendaron el total abandono de la reestructuración y sugirieron regresar a la integración vertical. Sin embargo, nosotros nos hemos quedado con las dos peores partes de ambos modelos.
No debemos perder más tiempo, ni más dinero. Necesitamos todo el apoyo de la sociedad y de la banca multilateral. Ya sabemos adonde ir en un mundo en que desapareció la garantía de la energía barata.
Para eso tenemos el modelo marco de la Electricidad con Valor Agregado, que sigue tanto las advertencias de Schweppe y su equipo, como las de Van Doren y Taylor. La sugerencia principal para salir del laberinto es desmontar la reestructuración que sin lugar a dudas fue lo que nos introdujo en dicho laberinto. Hace falta empezar por el mercado minorista paraaprovechar la garantía de la información cada vez más barata.

VERCOMENTARIOS

2 Comentarios