martes, septiembre 10, 2013

Ya descubrí mi simplicidad

José Antonio Vanderhorst Silverio, Ph.D.
Ingeniero consultor: Arquitecturía de sistemas de los sectores eléctricos
10 de septiembre, 2013

Este artículo es en seguimiento de la columna semanal Liderazgo Sistémico que publiqué en acento.com.do durante un año y que cerré hace cuatro meses con un balance autobiográfico en el artículo Mi nueva etapa. A seguidas completo dicho balance que termina de definir y simplificar esa etapa.

Verán que descubrí el tercer componente de mi concepto del erizo (simplicidad), mi motor económico, el cual redefinió mi nueva identidad, la cual aparece debajo de mí nombre. Esto se completa con los otros dos componentes donde creo tener ventajas para 1) convertirme “en el mejor consultor sistémico en electricidad del mundo;” y 2) “estar profundamente apasionado por la transformación del sector eléctrico a nivel local e internacional.”

En realidad ha sido más bien un cambio de título, que en inglés era “Systemic consultant: electricity” a "Consulting engineer on electric sector systems architecting." Cabe aclarar que arquitecturía es la traducción de la palabra inventada architecting para que se parezcan a ingeniería y engineering.

A pesar de que la nueva identidad parece tener un alcance más pequeño, es precisamente lo que realmente he venido haciendo desde 1995, cuando empecé a vislumbrar la reestructuración de nuestro sector eléctrico. Antes de eso, empecé a estudiar y opinar repetidamente sobre los diferentes borradores del proyecto de ley general de electricidad que el presidente Balaguer sometió al Congreso Nacional.

El proceso que aconteció en ese descubrimiento se gestó mayormente en las redes sociales. En combinación con notas publicadas en el Blog Grupo Millennium Hispaniola y con Twitter, recientemente recibí muchos “retweets” sobre esas notas. Esos “retweets” fueron mayormente de ciudadanos españoles y españolas, de unos cuantos dominicanos y dominicanas y de otras nacionalidades durante todo el mes de agosto del 2013.

Al final de ese mes, usé por primera vez la poderosa red social change.org para hacer la petición A los desempleados indignados de la clase media: Unirse para reclamar una austeridad virtuosa, para lograr 100 firmas la cual se cumplió a principio de este mes. La mayoría de las firmas fueron de ciudadanas y ciudadanos dominicanos, unas cuantas españolas y españoles y también de otras nacionalidades, con una gran ayuda de mis contactos en Facebook.

Como no es fácil encontrar un cliente que represente a los clientes y usuarios finales, que son los que cuentan, he invertido en este arriesgado proyecto con la seguridad de que a pesar de las grandes dificultades tarde o temprano dicho cliente aparecerá. Un primer asomo ocurrió cuando el consultor principal del Plan Nacional de Competitividad Sistémica me subcontrató para desarrollar el Eje de Electricidad. Otro asomo, en este caso de lo que se supone debe ser el principal cliente, ocurrió al final del año 2009, cuando la Comisión Nacional de Energía, me solicitó una propuesta que menciono en mi artículo Política eléctrica sin precedentes. Ambos fueron falsas alarmas.

Es por lo anterior que durante mucho tiempo he sido mi propio cliente, distribuyendo gratis mis artículos, notas al público en general y a muchas personas e instituciones, pero con muy poca retroalimentación a nivel local hasta hace poco. Al aprender en el 2004 que el problema no se resuelve en el medio local, siguiendo lecciones aprendidas de la arquitecturía de sistemas, amplié el alcance al medio internacional. Antes de eso, había ampliado el alcance del sector eléctrico para incluir el cliente final.

He venido respondiendo comentarios en otras redes sociales, como en la revista digital EnergyPulse de Energy Central, mayormente desde noviembre de 2005 hasta septiembre de 2007 cuando en Energy Central me invitaron a escribir lo que resultó el EWPC Blog en EnergyBlogs.com (hoy tiene 325 entradas, casi 900 comentarios y también casi 830,000 visitas) y en los últimos años en varios grupos de Facebook y en muchos de Linkedin.

No obstante, alguien podría pensar que el descubrimiento ocurrió de la noche a la mañana. Definitivamente se trata de un largo proceso de gestación que se inició en los años 80 cuando empecé a soñar en ser ingeniero consultor y en CDE me nombraron consultor interno. Consultor interno también fue lo que realmente hice en Metaldom por casi 20 años, donde tuve la oportunidad de desarrollar el grueso de mis planteamientos sobre la reestructuración del sector eléctrico y que agradezco.

Debo agradecer también el beneficio de la duda que recibí recientemente de nuestra Academia de Ciencias al darme la oportunidad de viajar a los Estados Unidos a un taller sobre el sector energía de los puntos focales (representantes nacionales) de la Red Interamericana de Academias de Ciencias (IANAS, por sus siglas en inglés). Hacía 8 meses que había hecho la crítica constructiva que aparece en el artículo Proyecto energía IANAS. Fue durante ese viaje que llegó el descubrimiento.

Esa oportunidad no cubría los gastos de viaje y estadía que estaban reservados para el representante nacional del país ante IANAS. Por medio de un familiar, traté sin éxito de que una institución me financiara a título gratuito dicho viaje y por la premura desistí de buscar financiamiento institucional.

Fue entonces que recurrí a pedir a un grupo de amigos y familiares “el favor de financiar a título personal y gratuito una parte de los gastos de viaje y estadía para participar en la próxima reunión del Programa de Energía” de IANAS “a celebrarse del 3-6 de septiembre de los corrientes en Irvine, California” para cubrir un presupuesto de US$1,500.00. Logré conseguir US$500.00 de dos amigos, US$$500.00 de una empresa vía un amigo y US$ 600 de cuatro familiares. Otros familiares y amigos reaccionaron negativamente a mi solicitud, porque yo no estoy en una situación económica de miseria.

Sin haber finalizado, ese plan fracasó. Un hijo me dijo que tenía suficiente dinero ahorrado para hacer dos viajes al año por varios años. Una hermana agregó que nunca llegaría a una condición de miseria precisamente por el apoyo de amigos y familiares. Aunque luego supe que el presupuesto para el hotel era insuficiente por US$400.00, acepté que el fracasó me dejó inhabilitado para seguir pidiendo a varios amigos que no respondieron. Es un buen ejemplo de mi artículo Startups - fracasa, levántate y anda.

Ese fracaso me hizo más consciente de que en “Mi nueva etapa” debo generar ingresos, pero sin desistir de mí proyecto, como lo he hecho desde que salí de Metaldom en enero del 2010. No obstante, como era de esperar, los organizadores del taller, cuyo principal objetivo es la elaboración de un libro sobre políticas energéticas, basadas en las mejores evidencias científicas y tecnológicas, no tomaron en cuenta mi sugerencia de cambio de la agenda para introducir como primer punto la prioridad de una política energética basada en la arquitectura de sistemas como el primer capítulo del libro. No obstante, no puedo decir todavía que van a ignorar mis sugerencias, porque el alcance del primer capítulo y el redactor principal del mismo quedo en duda.

El segundo capítulo del libro es sobre la prioridad de las poblaciones sin energía servida. Es ahí donde está el mercado de la base de la pirámide, en el que las científicas del sexo femenino están concentradas. En ese capítulo pueden ir también las poblaciones mal servidas en la periferia de las ciudades.

Esta prioridad es la que me ayudó a descubrir que existen muchas oportunidades para desarrollar la actividad de ingeniero consultor especializado en la arquitecturía de sistemas de los sectores eléctricos a nivel rural y en zonas periféricas de las ciudades, oportunidades esas que están al momento bloqueadas institucionalmente en los sistemas tradicionales y que necesitan abrirse lo más pronto posible. La oportunidad está con una arquitecturía de sistemas sin precedentes de software primero, diseñada para resolver los problemas sistémicos, en vez de la arquitecturía de sistemas tradicional hardware primero que genera dichos problemas y con la que se pretende desarrollar el libro.

Siguiendo a lo mejor sin estar conscientes esa arquitecturía de sistemas hardware primero, tres de los cuatro capítulos restantes que desarrollan las demás prioridades tratan de recursos: energía renovable, bioenergía y eficiencia energética. El último capítulo es sobre fortalecimiento de capacidad.

2 comentarios:

Dinapoles Soto dijo...

Esta prioridad es la que me ayudó a descubrir que existen muchas Muy importante la consultoría en las zonas rurales y en las periféricas de las ciudades, pero no veo que esto pueda hacerse sin el apoyo estatal.

José Antonio Vanderhorst Silverio, PhD dijo...

Tienes razón y el apoyo estatal no se limita a nuestro país.