jueves, abril 02, 2009

Sería Terrible Desperdiciar la Oportunidad de la Crisis

El Comité Presidencial para el Fortalecimiento del Sector Eléctrico necesita asumir junto al Presidente Fernández el liderazgo para apoyar un proyecto piloto que he vislumbrado a realizarse en un circuito con el fin de no desperdiciar la oportunidad de la crisis. Este proyecto competiría en el Concurso para Innovación en Energía Renovable y Eficiencia Energética en Latinoamérica y el Caribe, que está patrocinado en conjunto y administrado por GVEP International (GI), el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la Cooperación Técnica Alemana para el Desarrollo (GTZ) y el Gobierno Coreano. Lo que necesito es el apoyo de todos los afectados para que aprovechemos la oportunidad de la crisis.

Con el título, “Obama quiere cambiar su país,” Bernardo Vega inicia su columna “En la Cosa,” del 2 de abril así:

Rahm Emmanuel, el jefe de los funcionarios de la Casa Blanca y principal asesor del Presidente Obama ha dicho: “Sería terrible desperdiciar la oportunidad de una crisis”. Y el Presidente norteamericano ha decidido no desperdiciarla, más cuando es una que heredó de unos republicanos, hoy en la oposición.”

En el 1996, el Dr. Fernández heredó una crisis del sector eléctrico y cambió el sector eléctrico implantando una reforma que hoy sabemos no respondió a la realidad local. La realidad era que los clientes estaban acudiendo a un mercado libre de soluciones individuales para tratar de minimizar sus costos de electricidad.

La tendencia hacia tratar de minimizar el costo individualizado en vez de los precios promedios socializados ha ocurrido también en los Estados Unidos, en que los clientes gastan en promedio 50 centavos de dólar adicionales por cada dólar que le factura la empresa eléctrica para minimizar sus costos. Lo que falta es reformar el sistema para recuperar grandes ahorros por coordinación con dicho servicio individualizado.

Con el propósito de resolver las deficiencias de su ley de electricidad, en Chile trataron de realizar una reforma, pero lo que resultó fue una ley corta o que más bien se quedó corta. Que no quepa ninguna duda, al decidirse por esa ley corta lo chilenos desperdiciaron la oportunidad de la crisis. Es por eso que la ley de capitalización que se basa en el modelo chileno no tiene futuro.






2 comentarios:

José Antonio Vanderhorst Silverio, PhD dijo...

Estimado Edwin,

(ver su atento mensaje abajo)

Gracias por tu atento comentario de admiración, que me permite aclarar tu inquietud. Pero antes. recuerdo que estabas de acuerdo con que se permitiera innovar en el sector electricidad. Pues bien, como habrás notado de mi mensaje, estoy organizando un equipo para participar en el concurso que se menciona en la nota que remití. Ya he concevido como puedo realizar un proyecto piloto demostrativo de la EWPC. Espero que estes de acuerdo con la idea de hacer dicho piloto.

Paso ahora a contestar tu mensaje, aceptando que quizás confunda entre la necesidad de eliminar el control de precios, como sucede en la mayor parte de las industrias, con la posibilidad de precios totalmente fuera de control, como sucedió en California y fue la base para la contrareforma de los sectores eléctricos en muchas latitudes, incluyendo la nuestra.

Lo que nos ha llevado a donde estamos es un sistema defectuoso como el de California y que ahora algunos sectores quieren reiniciar por aquello que la ley se debe cumplir, haciendo que sea "Terrible Desperdiciar la Oportunidad de la Crisis." La EWPC cambia del servicio con precios socializados a un servicio de minimización de costos al cliente individual con precios libres eficientes en el mercado minorista que reflejan los precios del mayorista.

Es por eso que la iniciativa Un País Sin Apagones es la clave para que los precios socializados con apagones arbitrarios y costosos queden en el pasado. En Un País Sin Apagones arbitrarios se genera un mercado completo, vibrante y funcional en la cadena de valor generación, intermediario, prosumidor (un consumidor que puede ser productor).

La EWPC no es la desregulación, que se concentra solamente en el desarrollo de los recursos de la oferta sin una demanda precio elástica. El transporte de electricidad queda regulado para garantizar Un País Sin Apagones, que entoces define cuanta electricidad dispone el mercado para ser transada en cada hora y lugar. Es ahí donde el desarrollo de los recursos de la oferta cobra valor para aprovechar la elasticidad precio.

Saludos,

José Antonio


2009/4/2 Edwin Croes


José Antonio

Admiro tu persistencia en el cabildeo de tus ideas… En esta coyuntura creo que deberás renovar tu análisis sobre la promoción de un mercado eléctrico “sin control de precio”, ya que la mayoría parece ver que el “sin control” es que nos ha llevado adonde estamos, en el caso de la crisis internacional… Parece que el ambiente esta por “mas regulación”… ¿Son ambas cosas compatibles?

José Antonio Vanderhorst Silverio, PhD dijo...

Estimado Edwin,

Hay un lapsus donde dice oferta y debe decir demanda al final de mi respuesta, que corrijo a continuación:"Es ahí donde el desarrollo de los recursos de la demanda cobra valor para aprovechar la elasticidad precio."

Me faltó también completar la respuesta a tu inquietud "parece que el ambiente esta por “mas regulación”… ¿Son ambas cosas compatibles?"

Lo que se reclama ahora por la crisis financiera, ocurrió en en el ambiente de la crisis de California y el resultado fue que se impuso mucho más regulación de la necesaria al incorporarse la contrareforma. La EWPC ofrece el equilibrio necesario con un proyecto innovador y desarrollista.

Saludos,

José Antonio