jueves, septiembre 04, 2014

De la EcoNoMía del capitalismo salvaje a la EcoSiNuestra del capitalismo humanista

“Las ideas de economistas y filósofos políticos, cuando tienen razón o cuando se equivocan, son más poderosas de lo que generalmente se cree. En realidad, el mundo es gobernado por poco más [un cambio muy importante en la traducción de esta oración]. Hombres prácticos, que creen que están bastante exentos de cualquier influencia intelectual, son, por lo general, esclavos de algún economista muerto.” -- J. M. Keynes, The General Theory of Employment, Interest and Money, 1936
Aunque inicié el artículo ¿Estará la corrupción sistémica llevando la Eurozona a la Segunda Edad Media? (ya tiene un comentario que argumenta "Una revolución para salvar el capitalismo de los capitalistas está en curso.") diciendo que comulgo “… con las ideas de Schumpeter, en vez de las de Keynes, para la situación de cambio que vive el mundo en la actualidad,” no es menos cierto la importancia que reviste la arriba mencionada cita de Keynes. Dicho eso, la pregunta que hago sobre la Eurozona es mucho más fácil de contestar en estos momentos dramáticos para la República Dominicana, para beneficio de todos los habitantes del planeta tierra.

Nada de lo que está ocurriendo tiene el sentido económico original que se basa en las leyes del mercado, por ejemplo, del dinero. Durante mucho tiempo el dinero era escaso y caro, lo que justificó reglas que lamentablemente para las grandes mayorías todavía siguen en uso en las empresas. Pero el mundo cambió y el dinero es abundante y barato, pero las reglas obsoletas siguen dominando la situación que nos hacen creer se corresponde a la institucionalidad. Una locura más falsa que toda falsedad que le corresponde a los intelectuales llevar rápidamente a la sociedad.

Sin que se me pueda acusar en lo absoluto de ser “fundamentalista ambiental,” acudo al artículo Locos, intelectuales y garabateadores académicos, que escribí en mi columna semanal “Liderazgo Sistémico,” para asimilar, como verán abajo, al “capitalismo salvaje” la loca (en el contexto del artículo) decisión del presidente Danilo Medina, de observar el proyecto que crea el Parque Nacional Loma Miranda y devolverlo al Senado, que se argumenta fue tomada con apego a las leyes y al principio de la institucionalidad. En dicho artículo, que se centra en la cita de Keynes, se puede ver un:
... video de la entrevista sobre el libro “Madmen, Intellectuals, and Academic Scribblers (locos, intelectuales y garabateadores académicos),” [que] podría ayudar a que nos entendamos. Los locos son los políticos (creo que se vuelven locos en el poder) que no crean nada, pero que tienen las palancas que impulsan el cambio económico y social. Los intelectuales son los que seleccionan y divulgan las creencias que se hacen populares. Los garabateadores académicos son los que introducen las ideas y creencias. Agrego que por efecto de la opacidad (otra forma de ver la transparencia y por tanto la corrupción) muchas ideas valiosas no le llegan a los intelectuales [serios] que entran en contacto libre con la gente.
Este es un intento para que no tengamos que esperar a la historia para entender la jugada magistral que supongo se ha gestado con el diseño de crear un ambiente lo más positivo posible para atraer inversión extranjera, en el escenario de la EcoNoMía, que se concentra en ¿dónde está lo mio? Reglas de juegos esas que se necesita cambiar lo más pronto posible, conforme a la cita "Un propósito y principios simples y claros dan lugar a un comportamiento complejo e inteligente. Reglas y regulaciones complejas dan lugar a un comportamiento simple y estúpido." -- Dee Hock, el CEO Emerito de VISA Internacional, que aparece en la introducción de la nota Cumbre en Eurozona para pasar a la civilización sistémica.

El ambiente que vivimos en muchos países del mundo, donde se enfatiza la expansión del pensamiento Cartesiano la describe en la sección Puntos de vista, del periódico El Día, del miércoles 3 de septiembre de 2014, en su columna Carpe Diem, José Mármol con su artículo La derrota de las humanidades: reduccionismo. Para que se entienda el cambio del contexto acontecido en pocas décadas, el mismo se inicia así:
A mediados de los años 70 cursaba el bachillerato en el Colegio Agustiniano de La Vega, dirigido a la sazón por sacerdotes españoles de formación humanística y dotados de una gran sensibilidad social.” 
Aquel recinto alojaba un verdadero bastión de hombres y mujeres, religiosos y laicos, inclinados a formar jóvenes con la clara visión de que el ser humano constituye la razón de ser de la vida en sociedad y del desarrollo de la historia.
Ese punto de vista me atrajo porque respalda la noción de que estamos ya viviendo en la Segunda Edad Media impulsado por la EcoNoMía (ecosistema que no es mío) del capitalismo salvaje de la civilización industrial, en vez de iniciar la Edad Dorada de la primera Revolución Tecnológica que es impulsada por la EcoSiNuestra (ecosistema que si es nuestro) del capitalismo humanista de la civilización sistémica.

En respuesta al texto que aparece en la nota Fundamentalismo ambiental vs capitalismo salvaje, una persona en Facebook ha elaborado una serie de comentarios que niegan la posibilidad que adelantó Alvin Toffler en su libro La Tercera Ola. Tomándolo como verdadero representante de todos los que niegan dicha posibilidad, le respondí lo siguiente:
Muchas gracias por ayudarme a seguir aclarando mi pensamiento a favor de la humanidad, que requiere el mejor contexto social y ambiental. La esencia que dicha humanidad enfrenta, en el cambio de la 2da Ola a la 3ra Ola, va del extremo de la independencia como algo supremo, que tuvo su sentido de ser frente a la dependencia que existió en la 1ra Ola, al nuevo ideal de la interdependencia, que sugiere dialogar para aprender del futuro emergente, en vez de debatir que solo permite aprender del pasado. 
Mientras la civilización industrial generó grandes frutos para la humanidad, lamentablemente ha devenido en un decadente capitalismo industrial salvaje, que se ha corrompido de forma tal con el paso del tiempo que sugiero estamos presenciando una “corrupción sistémica” de grandes proporciones. La 3ra Ola sugiere un emergente capitalismo sistémico humanista para reemplazar con la civilización sistémica a la civilización industrial, que en su momento reemplazó la civilización agrícola en algunos países que hoy son desarrollados.
Mi conclusión es que debemos apostar por la derrota del reduccionismo que está llevando al mundo a la Segunda Edad Media.