sábado, noviembre 29, 2014

Invitación pública a personalidades expertas en innovación para unirnos sobre el Pacto Eléctrico

En respuesta inmediata a la convocatoria por medio de correo electrónico al acto lanzamiento del Pacto Eléctrico, de parte del Consejo Económico y Social, para el  miércoles 3 de diciembre de 2014, a las 6:00 p.m., puse de conocimiento de las personalidades expertas convocadas, que desde el punto de vista de la Arquitectura de Sistemas, “cada uno de ustedes solo tiene una de dos posibilidades en el Pacto Eléctrico: 1) mantenerse del lado del status quo de la civilización industrial o 2) pasar al lado de la civilización emergente que vengo llamando la civilización sistémica.” Solo este último lado es el crea un gran espacio para la innovación.

Algo que no puse en conocimiento de esas personalidades en dicha respuesta es que ha sido comprobado que la Arquitectura de Sistemas cumple el mismo rol con el que emergió la disciplina de la Arquitectura tradicional: resolver problemas altamente complejos, como es precisamente el del sector eléctrico internacional, que ha sobresalido en nuestro país como la parte visible de un témpano, que como verán más adelante en su parte invisible es la causa principal, tanto de la crisis sistémica eléctrica del mundo, como de la social y la ambiental. No menos cierto es que ese témpano es visible en otros lugares, por ejemplo, en España.

Hay también otra diferencia entre acudir a los expertos de la ingeniería, que sin duda son importantes e inteligentes y la de los expertos de la Arquitectura de Sistemas. Mientras  los expertos de ingeniería pueden apoyar un consenso de muchos, para definir normas en situaciones bien definidas,  cabe resaltar que al igual que la Arquitectura tradicional que aplica en situaciones complejas e indefinidas, la de Sistemas se enfoca también en una sola mente:

Temprano en la mañana de ayer, encontré en Diario Libre una sorpresa agradable que me atrajo. La misma proviene de una de las personalidades expertas convocadas al ejercicio del Pacto Eléctrico. Fue dicha sorpresa la que me motivo a escribir esta nota. Se trata del artículo Muchas empresas y poca innovación que escribió el Dr. en Economía Pedro Silverio Álvarez, quien debería pasar al lado de la civilización emergente, porque repito que es en ese el lado donde se “crea un gran espacio para la innovación.”

Tengo la sensación de que el "nuevo libro que técnicos del Banco Mundial acaban de publicar: El emprendimiento en América Latina, muchas empresas y poca innovación," como dice Pedro, hay mucha verdad y también dudas importantes, que entiendo se pueden aclarar con el fondo de esta nota y también con su trasfondo, que incluye, por ejemplo, las sucesivas actualizaciones de la nota Applying #Jobsism to transform current global #Fordism marketing miopía, cuya traducción en el resumen en su versión inicial dice “Pongámonos de acuerdo en que este es el tema más importante de liderazgo que enfrenta la humanidad.” Y entonces sigue diciendo (ligeramente editado):
Desde el actual sentido común del Fordismo, el artículo de la portada de The Economist se puede considerar que representa una realidad actual que muestra que el capitalismo en todo el mundo está pasando por una "Miopía de Marketing" semejante a la que Theodore Levitt describió en 1960 acerca de cómo el sector de la industria de negocios de ferrocarril se sobre expandió.

Esta vez no se trata sólo de un sector industrial, sino a toda la civilización industrial que se ha expandido en exceso en el sentido común del Fordismo de tal manera como para crear una enorme crisis sistémica social y ambiental para el mundo en su conjunto. Como resultado tenemos que ponernos todos de acuerdo que es el tema de liderazgo más importante que enfrenta en estos momentos la humanidad.

El sector clave detrás de esa crisis sistémica y su solución es, en general, el sector de la energía y la electricidad en particular. Si bien puede haber discrepancias en cuanto a si la zona euro es la mayor amenaza, parece que es el mejor lugar para comenzar la transformación emergente para Jobsism.
Dicho lo anterior, no cabe ninguna duda que la crisis eléctrica dominicana es nuestra peor amenaza que se puede reinterpretar como un choque externo a la sociedad y la economía del país que se reconoce fácilmente, por ejemplo, con los exagerados pagos de la deuda externa. ¿No sería criminal desperdiciar una crisis de más de 40 años con un Pacto Eléctrico para que la CDEEE siga haciendo lo mismo?

Ayer nos informaron que esa convocatoria había sido pospuesta “debido a  imprevistos surgidos de último minuto.” Habían pasado dos días y ninguna de esas personalidades había respondido todavía a mi invitación a pasar al lado de la civilización sistémica. Por eso se me ocurre que las personalidades más importantes que estarían en capacidad de responder, los que tienen interés en el sector privado en desarrollar empresas de nueva creación, parece que no están incluidas entre las personalidades que fueron convocadas. Espero que se enteren, cobren conciencia de las grandes oportunidades y se comuniquen conmigo.

En verdad, aunque suene repetitivo, también puse en conocimiento de esas personalidades al final del mensaje lo siguiente: "Una de esas crisis, que es la del sector eléctrico global es mucho más acentuada en República Dominicana, nos trae la mayor oportunidad de desarrollo y empleo dignos, si adoptamos el sentido común del Jobsismo (en honor a Steve Jobs). No debe quedar ninguna duda, de que  los ambientalistas verdaderos y lo que defienden realmente a los consumidores ya saben que este el lado en que deben estar."

El sustento de que la crisis es más acentuada en República Dominicana o al menos una muy buena aproximación a esa verdad, que supone una actitud científica orientada a la acción, aparece en el artículo Electricidad orientada al cliente, que publicó acento.com.do hace un poco más de dos años, que dice, por ejemplo, lo siguiente sobre el desplazamiento de todo el sector eléctrico global:
Desde un punto de vista sistémico, un desplazamiento del todo ha estado tratando de ocurrir. En la actualidad se puede decir que un sistema orientado al cliente global está tratando de reemplazar al centenario sistema orientado al regulador. Este desplazamiento sigue el axioma de sistema descrito por Peter Senge y otros en el libro "Presence" (Sol, 2004) que dice: "Así que tenemos un nuevo axioma: 'Lo qué es más sistémico es más local.’ Los sistemas más profundos que promulgamos se tejen en la trama de la vida cotidiana, hasta el más mínimo detalle." 
En medio de la redacción de esta nota me llegó la versión completa de la entrevista que La Verdad de Murcia le hizo a Jorge Fabra Utray, presidente de Economistas Frente a la Crisis, cuyo titulo dice que “A la política le compete poner en valor las propuestas económicas.” Dado que esa entrevista me atrajo lo suficiente como para suspender esta nota, me concentré en elaborar otra nota.

Luego de estar bien avanzado en la redacción de esa otra nota, tuve que suspenderla para cenar. Mi mente estaba dando giros alrededor de ambas notas, especialmente en como responder de forma respetuosa y diplomática a los Economistas Frente a la Crisis.  De repente me llego la respuesta: la entrevista cabe perfectamente en la posibilidad de “mantenerse del lado del status quo de la civilización industrial.”

En efecto, como las crisis eléctrica, económica, social y ambiental son muy visibles en España y en República Dominicana, vean por favor la nota Propuesta al Pacto Eléctrico que disuelve la crisis política (que es parte integral de esta), sugiriendo a los Economistas Frente a la Crisis que consideren cambiar de lado, siguiendo los dictados de Schumpeter en vez de los Keynes como aparece en la nota Why the Eurozone leaders must change their common sense first.