jueves, octubre 06, 2016

La paz solo es posible en países interdependientes: respeto al derecho ajeno en Colombia, España, República Dominicana

Primera actualización. ¿Podría el respeto al derecho ajeno en España lograrse si el PSOE promueve terceras elecciones? Como se explica en el texto inicial de esta nota, España necesita un cambio transformacional para volverse un país interdependiente, que podría servir como cambio de patrón para Colombia, República Dominicana y otros países.

Para respetar el derecho ajeno, dicho cambio se refiere a lo que aparece en la abajo mencionada colaboración de calidad Alternativa viable para Global Debout España: cambio de rumbo para proceder a terceras elecciones y su “Primera actualización. ¿Querrá España ayuda de ciudadanos Globales para su constitución sistémica?” Formando también parte integral de esta nota, aquí se introduce la colaboración de calidad ¿Será la Reforma Constitucional Anti-sistémica? que en este momento tiene su "Primera actualización. Llegó el momento de desarrollar e implantar reformas constitucionales sistémicas."

Un escenario de lo que podría vivir España, para continuar como país independiente, con el PSOE cediendo a la presión de que la gobernabilidad es urgente, puede tomarse, por ejemplo, de lo que aparece en la noticia Iglesias llama a revolverse contra el sistema para liderar la oposición, que en su segundo párrafo dice:
Podemos se prepara para asumir las tareas de un partido de oposición y debate cómo hacerlo después de dos años volcado en el intento de ganar unas elecciones o, al menos, superar al PSOE. Con el horizonte de un próximo Gobierno del PP, Iglesias busca lograr su objetivo a medio plazo, y por ello necesita convertirse en referente de la izquierda. De esta cuestión, fundamentalmente, discutió el máximo órgano de dirección de Podemos durante casi ocho horas, evidenciando también en este caso las discrepancias entre Iglesias y el número dos del partido, Íñigo Errejón.
Con un dominio absoluto del Senado, el Partido Popular seguirá manteniendo en base a dicho escenario la constitución anti-sistémica en España, que es muy probable mantendrá el dominio del capitalismo de amiguetes. Otro escenario muy distinto, donde lo importante supera lo urgente, es el que PSOE debe ponderar para impulsar terceras elecciones. Esas elecciones serían organizadas para que los votantes se enteren de que su futuro está en concentrarse en el cambio de rumbo de España a un país interdependiente en el que el respeto al derecho ajeno es la paz.

La paz solo es posible en países interdependientes: respeto al derecho ajeno en Colombia, España, República Dominicana 

Como veremos más adelante, la paz colombiana no puede ocurrir en un vacío de liderazgo global. Hay dos posiciones sobre el acuerdo de paz firmado con las FARC: los del NO quieren uno nuevo y los del SI quieren fortalecer su acuerdo.

Para lograr la paz, es necesario saber la clase de cambio que necesitan hacer los colombianos. Es muy cierto el reclamo de los que votaron NO de que la paz no se podrá lograr dejando pasar por alto los daños ocasionados por la guerrilla. Sin embargo, los del NO necesitan admitir su parte de la culpa por todo el daño que también hicieron durante el prolongado proceso de escalación del conflicto. Es necesario que cada parte suspenda sus posiciones de rivalidad a fin de encontrar la clase de cambio que necesitan. Veamos la introducción a algunos antecedentes cuyas colaboraciones de calidad, que forman parte integral de esta nota, son de lectura obligada, si se quiere asegurar la paz.

Al igual que los procesos del referéndum del Reino Unido para salir de la Unión Europea, la formación de gobierno en España, las dificultades del Pacto Eléctrico en República Dominicana, el proceso de Paz en Colombia está en grandes dificultades por la gran incertidumbre que han generado esos procesos. El elemento común a todos esos procesos es la falsa creencia, ampliamente difundida y grabada en nuestro subconsciente por siglos de que todavía vivimos en un mundo de países que pueden ser o llegar a ser independientes. En realidad, necesitamos ir más allá, haciendo un proceso de transformación a lo que nunca se ha hecho para volverse interdependientes.

Nada más alejado de la realidad en un mundo que por esa falsa creencia de independencia que aparece en nuestras constitituciones ha permitido, por ejemplo: el cambio poder de la izquierda a la derecha en Argentina con el voto de sus ciudadanos; el cambio de poder de la izquierda a la derecha en Brasil con el voto de los representantes de los ciudadanos; el retraso del cambio de poder de la izquierda a la derecha en Venezuela. En esos tres ejemplos en nuestras cercanías es evidente que la paz futura está en serias dudas,

Por eso, si el cambio se busca para fortalecer (cambio de desarrollo) lo acordado por el SI, no es suficiente. Si el cambio (como mucho es transicional) es para mantener las exigencias del NO, como si no tuviesen gran parte de la culpa, sin reconcer que el mundo ha cambiado y mucho, también es insuficiente. Para entender mejor el caso de Colombia, veamos lo que sugerimos en la nota Un intercambio para UNASUR a favor del amor (en vez de la rivalidad) en Venezuela, de cuya primera actualización extraemos, por ejemplo, lo siguiente:
Como se puede ver en la imagen sobre las puertas giratorias en España, el problema es que dicha comunidad internacional está dominada por el capitalismo de amiguetes que respalda a la oposición. Un diálogo generativo sobre el conflicto venezolano sugiere ir más allá de los intereses de las partes que mantienen la rivalidad entre el nacionalismo que impulsa UNASUR y el capitalismo de amiguetes que impulsa la OEA en un mundo que se describe en la nota Vacío del G7 en liderazgo global ante la nueva civilización reclamada por el 15-M en España.
Al respecto, entendemos que ese es el caso más complicado y cercano de todos en este momento al de Colombia. La paz no se puede lograr manteniendo la rivalidad, que es impulsada por la clase de creencias obsoletas muy profundas de los países independientes. Necesitamos que afloren las suposiciones obsoletas para poder dialogar para ir más allá del cambio transicional con rivalidad que se viene realizando al cambio transformacional que es el que con amor disuelve la incertidumbre con la transformación a países interdependientes. 

El ejemplo más avanzado del cambio transformacional es el que corresponde al sector eléctrico de la República Dominicana y que se articuló en la imagen que compartimos asociada al tuit que en lenguaje coloquial dice algo como “Apoya incentivo social de Un País Sin Apagones a no hurtar electricidad en el Presupuesto del 2017 de República Dominicana y para Punta Catalina que encantará a la gente de todo el mundo. La idea clave se reinterpreta en que tal incentivo social que conduce a la paz. Se trata del gran irrespeto y abuso por parte de los sucesivos gobiernos a los que están clasificados como consumidores regulados, al mantener artificialmente en vigencia el control de precios al detalle que perdió su sustento al menos desde 1973.

Un ejemplo anterior, que evita la incertidumbre de formar gobierno, viene de la sugerencia de desengañar a los electores de España, como aparece en la colaboración de calidad Alternativa viable para Global Debout España: cambio de rumbo para proceder a terceras elecciones y su “Primera actualización. ¿Querrá España ayuda de ciudadanos Globales para su constitución sistémica?”