sábado, noviembre 22, 2014

¿Evitaría la democracia directa la descomunal crisis sistémica que percibe Piketty?

¿Podría el anuncio de la adopción de la democracia directa, por los gobiernos de los países de la Eurozona, cambiar lo que se describe en la entrevista Thomas Piketty: “Estamos al borde del abismo de una crisis política, económica y financiera.”?

¿Sería eso algo que no están esperando sus ciudadanos, pero que les encantará? La experiencia dice que tal anuncio podría tener un efecto similar al que hizo el presidente Franklin Delano Rooselvelt para detener rápidamente la crisis sistémica del sector bancario, cuando los Estados Unidos estaban al borde de un abismo descomunal de esa misma profundidad relativa durante la depresión de los años del 1930.

Amparado en esa oportuna entrevista a Piketty, reitero que los gobiernos de la Eurozona tienen la magnifica oportunidad de ser los pioneros en cambiar el rumbo actual que nos dirige a la 2da Edad Media de la humanidad hacia el nuevo rumbo que augura la Edad Dorada de la 1ra revolución tecnológica, de lo que sugiero es la civilización sistémica, como aparece, por ejemplo, en la nota Propuesta al G20 para impulsar la democracia directa. Dicha nota dice, por ejemplo, “… por supuesto mucho más también a la gente que no está esperando otra Edad Dorada, como ha sucedido en al menos cuatro ocasiones anteriores, pero les encantará.”

Hace poco recordé que en la (1ra) Edad Media dominó el Feudalismo que sustituyó la esclavitud. Por eso he reinterpretado que es ese mismo Feudalismo el que ha corrompido el Fordismo para seguir extendiendo la vida útil de la civilización industrial, como se desprende de la última actualización de la nota Applying #Jobsism to transform current global #Fordism marketing miopía, que ahora es parte integral de esta nota.

Piketty argumenta que hace falta una mejor arquitectura institucional, pero la misma seguiría estando bajo la democracia representativa. La arquitectura institucional que he venido promoviendo, ahora con el Jobsismo, responde la pregunta que hizo Peter Drucker “¿qué significa capitalismo cuando gobierna el conocimiento en vez del dinero?” y que reinterpreté diciendo cuando gobierna la sabiduría.

Desde el sentido común que sugiere el Jobsismo, es fácil argumentar que el mundo no está siendo gobernado por el capitalismo, sino por un creciente Feudalismo que ha corrompido el Fordismo. Así como lo fue en su tiempo el Fordismo, (en la cuarta revolución tecnológica de la civilización industrial), el Jobsismo es el punto para intervenir un sistema (en la primera revolución tecnológica de la civilización sistémica) que produce el más elevado apalancamiento de la arquitectura institucional, porque de él dependen las reglas, metas, estructura de feedback, incentivos, etc.

Basado en lo anterior, es fácil reconocer que ese Feudalismo se impulsa con el motor del dinero bajo el engaño de que sigue siendo escaso y caro, para mantener la civilización industrial y los monopolios de los gobiernos con la democracia representativa en Europa y en muchos países del mundo que dicen llamarse capitalistas. La propuesta del capitalismo humanista que sugiero se basa en que el recurso escaso y caro es el profesional sobresaliente. Con su sabiduría, esos profesionales generarían la creación de nuevos mercados, que serían sobresalientes, y que permitirían a los ciudadanos votar en dichos mercados con mucha mayor frecuencia, como se explica en la nota que sugiere la democracia directa.


xxx

lunes, noviembre 10, 2014

Síntesis 160 palabras: máximo bienestar social requiere Pacto Eléctrico de clase mundial

Para ejecutar lo que dice la nota Metodología: Pacto Eléctrico debe concentrarse solo en el conjunto es imperativo acordar un propósito común compartido. En dicha nota se explica que tal propósito no puede estar basado en un plan de expansión a mínimo costo, como sugieren muchos expertos, como se suponía en la industria eléctrica verticalmente integrada, porque desapareció el fundamento que permitía planear a largo plazo, que era la garantía de la energía barata. ¿Por qué se aspiraba un plan de expansión a mínimo costo? Porque se que quería aproximar al máximo bienestar social que sí es un propósito común que puede ser compartido por todos y que permite que nos concentremos en el conjunto no solo a nivel local, sino a nivel global, para lograr grandes beneficios. Tal propósito solo está disponible con un servicio de clase mundial que aprovecha la garantía de las tecnologías de información y comunicación barata como se sustenta en la nota Servicio eléctrico sobresaliente.


jueves, noviembre 06, 2014

Metodología: Pacto Eléctrico debe concentrarse solo en el conjunto

"Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo" — Albert Einstein

Dando seguimiento día a día, como ahora sugiere la nota Por un Pacto Eléctrico que responda a casi eterno choque externo, que forma parte integral del fondo de esta, lo único que importa para el mundo es la metodología del PactoEléctrico y que todo lo demás es perder el tiempo en estos momentos definitorios. En ese sentido, recuerdo después de 2 años y por eso reitero que la acción más importante y más urgente es asegurar que el mismo solo tiene una prioridad: concentrar su atención solamente en el sector eléctrico en su conjunto, que es el único todo fundamental para definir una solución integral.

Eso es muy distinto a lo que se llevado a la opinión pública por los agentes con mayor poder político y económico a corto plazo que mantienen el sector desintegrado en varias partes. Por ejemplo, la noticia del 3 de octubre de 2014, Reducir las pérdidas técnicas de las distribuidoras cuesta US$800 millones, que relata las declaraciones realizadas  por el vicepresidente ejecutivo de la CDEEE, señor Rubén Bichara, dice lo siguiente debajo del acápite “Prioridades del Pacto Eléctrico:”
El titular de la CDEEE reiteró que el Pacto Eléctrico, que comenzará formalmente a mediados de mes, debe enfocarse en las áreas de generación, transmisión, las pérdidas y la eficiencia del sector.

Consideró que también hay que abocarse a revisar los reglamentos y leyes las leyes que rigen el sistema eléctrico. “Estos son cinco aspectos importantes en los que el pacto podría adoptar decisiones que ayudarían a solucionar definitivamente los problemas del sector”, dijo Bichara.
Veamos a seguidas que en realidad desde un punto de vista metodológico que asegure la solución de la crisis eléctrica ya se justificó ese único aspecto fundamental para iniciar dicho pacto. Al otro día de asumir el poder el presidente Danilo Medina, el 17 de agosto del 2012, compuse la nota Sugerencias sobre la estrategia del sector eléctrico y el discurso del presidente Danilo Medina.

Adicionallmente, en sintonía con las grandes promesas de campaña del presidente Medina, también redacté el artículo Lo que nunca se ha hecho en el sector eléctrico, que llegó a la luz pública en acento.com.do 6 días después, citando dicha nota al final, por lo que es evidente que los miembros del pleno del Pacto Eléctrico no pueden alegar ignorancia de dichas sugerencias. De dicho artículo extraigo que:
En su discurso de toma de posesión, el presidente dijo  “… he decidido declarar al sector eléctrico de ‘Alta y Estratégica Prioridad para el Desarrollo Económico Nacional.’” Debía esperarse que esa declaración fuera de liderazgo para hacer “lo que nunca se ha hecho,” pero veremos a seguidas que es una declaración de gestión “para corregir lo que está mal.”

El presidente identificó tres frentes específicos para ejecutar esa declaración. Un examen de esos frentes revela lo que se ha venido haciendo. Sánchez, Segura y Marranzini realizaron gestiones de día a día tratando sin lograrlo de: aumentar la capacidad contratando plantas a carbón de bajo costo, reducir significativamente las pérdidas y mejorar la regulación e institucionalidad del sector.
De su lado, la nota antes mencionada, que como el artículo anterior también forma parte integral del fondo de esta, destaca algo más sobre esos tres aspectos importantes del discurso presidencial, que como pueden ver interpreté de esta forma para llegar a justificar que solo un aspecto integral debe primar:
... el problema del frente de las distribuidoras son las pérdidas; el problema del frente de la generación es la falta de generación de bajo costo; y el problema del frente de la regulación e institucionalidad del sector es hacer cumplir la ley general de electricidad vigente.

… abordan tres síntomas de la crisis sistémica de grandes proporciones que afecta toda la economía del país, al tiempo que no se enfrenta la imperiosa necesidad de cambiar la ley que necesitamos tomar en cuenta con la mayor brevedad para negociar un acuerdo favorable con la banca multilateral.

… concentrar su atención solamente en el sector eléctrico en su conjunto, que es el único todo fundamental para definir una solución integral. Esa solución integral es totalmente diferente, porque usando la garantía de la información cada vez más barata aprovecha grandes oportunidades de agregar valor que existen en las interacciones de los tres síntomas y que pueden cambiar grandemente la naturaleza de esos síntomas luego de reestructurar correctamente el sector.

Enfocar el problema como gerente de día a día, sin antes reestructurar adecuadamente el sector para ir a favor de la corriente aprovechando la garantía de la información barata, no deja otra salida que seguir administrando contra la corriente impuesta por la desaparición de la energía barata, tal como lo han hecho y fracasado las sucesivas administraciones de Montás, Segura, Sánchez y Marranzini, que le han costado al país posiblemente una gran proporción de la posibilidad de desarrollo.
Cabe destacar que los hallazgos más recientes colocan la gran posibilidad de que tenemos un punto de apalancamiento para la crisis electrica global que permite empezar a resolver las crisis sistémicas social y ambiental del mundo. A nivel local, es muy fácil pronosticar también el fracaso de la presente administración solo considerando los daños que ha venido produciendo el enfoque hacia la eficiencia sin reestructurar el sector para considerar en la integración el mercado minorista que es donde residen la gran mayoría del país. Hay al menos tres arbitrariedades a nombre de la eficiencia que han ayudado a desorientar grandemente el sector, dejando fuera dicho mercado minorista:
1) no compensar los apagones;

2) el Índice de Recuperación de Efectivo (CRI por Cash Recovery Index) que llegó con el Banco Mundial y luego se convirtió en una receta del FMI; y

3) la decisión de ofrecer servicio de solo 80 a 85 por ciento de la demanda.
Esa segunda arbitrariedad, que entiendo aparece en la Ley de la Estrategia Nacional de Desarrollo, hace posible que en el pacto se ignore ese mandato, porque puede dar cabida a un recurso por inconstitucionalidad de dicha ley. Ese recurso puede motivarse en la flagrante discriminación a los clientes regulados del mercado minorista. ¿Será que los asesores del presidente Medina restringieron la Estrategia Nacional de Desarrollo en el discurso de toma de posesión al desarrollo económico, dejando de lado lo social? Resolviendo ese cuestionamiento, lo que sigue es lo que sugerí en dicha nota:
Para poder cumplir con la mencionada declaración de 'Alta y Estratégica Prioridad para el Desarrollo Económico Nacional,' el gobierno debería concentrar su atención solamente en el sector eléctrico en su conjunto, que es el único todo fundamental para definir una solución integral. Esa solución integral es totalmente diferente, porque usando la garantía de la información cada vez más barata aprovecha grandes oportunidades de agregar valor que existen en las interacciones de los tres síntomas y que pueden cambiar grandemente la naturaleza de esos síntomas luego de reestructurar correctamente el sector.
Finalmente, espero haberme equivocado al decir hace dos años que ese era “… el único momento en que los sectores productivos están dispuestos a aceptar una medida a favor del país sobre el sector eléctrico.”


martes, noviembre 04, 2014

Por un Pacto Eléctrico que responda a casi eterno choque externo

Actualización: avancemos día a día.
"Veinte años no es nada" --.Carlos Gardel, verso de su tango Volver que se convirtió en un refrán famoso en toda América Latina: 


Gardel tenía mucha razón: veinte años no es nada en comparación con los más de cuarenta años que viene sufriendo la población dominicana con su crisis sistémica de electricidad, que es producto de un eterno choque externo, que hasta donde tengo conocimiento puede ser que se revela por primera vez en este artículo. Debajo de la noticia Reducir las pérdidas técnicas de las distribuidoras cuesta US$800 millones, que relata las declaraciones realizadas, ayer 3 de octubre de 2014, por el vicepresidente ejecutivo de la CDEEE, señor Rubén Bichara, coloqué el siguiente comentario:
Antes de saltar prematuramente a la conclusión de que “son cinco aspectos importantes en los que el pacto podría adoptar decisiones que ayudarían a solucionar definitivamente los problemas del sector,” es esencial disponer de una metodología correcta. Eso se basa, nada más y nada menos, en que “El principio es la parte más importante del trabajo.” – Platón, Siglo 4 antes de Cristo.

“En estos momentos no hay nada más importante que disponer de una metodología que sirva para no solo resolver la crisis local, sino convertirla en la mayor oportunidad para el desarrollo de país, por medio de la creación de nuevos negocios de comercialización competitiva de electricidad, con potencial de exportación de servicios. Absolutamente nada es más importante para el país.” Esta es la segunda vez que repito eso que dije al actualizar la nota Aprovechemos la palanca metodológica del Pacto Eléctrico para cambiar el mundo, que sugiero lean con mucho interés.
Es oportuno e importante agregar este otro comentario en respuesta a uno que podría servir para desviar la atención de esa parte más importante, en este crucial momento. Lo respondo con mucho respeto a todos los lectores que se lo merecen:

“¡Zafe! Las reformas pueden y deben hacerse con ímpetu interno. Y el país, sus autoridades, el liderazgo y la población deberían convencerse de que tiene que ser así; de lo contrario no habrá cambio alguno, salvo en apariencia.” Eso lo escribe  hoy 4 de octubre Eduardo García Michel en su artículo ¿Nada cambiará sin un choque externo? Lo escribe en respuesta al estudio “Renta o reformas: la economía política del desarrollo en República Dominicana,” del Banco Mundial, para sugerir que debemos descartar rotundamente que la “comunidad internacional ejerciera su influencia, particularmente en las reformas que tienen implicaciones macroeconómicas y fiscales.”

Ese excelente y muy oportuno artículo es un espaldarazo mutuo al esfuerzo que se requiere en dicho Pacto Eléctrico y que por lo tanto necesita ser leído por todo el que es o quiere ser un líder auténtico. Reinterpretando el artículo de García Michel con el sentido común del Jobsismo, es fácil comprender que no tenemos esperar ningún choque externo.

Al contrario, debe resultar más que evidente que estamos obligados a reconocer que hemos estado viviendo un choque externo permanente con la crisis sistémica del sector eléctrico por más de 40 años. Eso lo podemos hacer ahora que sabemos que no somos los únicos afectados, ya que tal choque externo nos trae la sorpresa (inesperada por nuestro status quo) que aparece en la nota Espejo chileno #PactoElectrico, cuya introducción dice “… no importa si la generación es a carbón o a gas, central o distribuida; lo que importa es salir de la institución del Estado para pasar a una institución del mercado que garantice un servicio eléctrico sobresaliente.”

Sucede que dicha nota destaca también que la crisis es global al finalizar diciendo: “Al igual que en nuestro país, España, varios estados de USA, y otras jurisdicciones, en Chile se sigue impulsando el ‘Ciclo Fatal’ con la institución del Estado. En ese sentido, la noticia agrega: El secretario de Estado advierte que en Chile ha subido el precio de la energía durante los últimos cuatro años, por lo que es necesario modificar el sistema de licitaciones, porque si ‘no hacemos algo, los precios van a subir un 34% a 2021. Esto es alza en las cuentas de la luz,’ lo que impactaría directamente a los hogares.”

Otra forma de interpretar lo anterior es que esos choques externos se basan en una falla de mercado que está afectando no solo al país, sino posiblemente a toda la humanidad, bajo la protección del status quo que conforma dicha “comunidad internacional,” que nos está llevando a una Segunda Edad Media.

Debe resultar también evidente que necesitamos ayudar a configurar la “comunidad internacional” de la primera revolución tecnológica de la civilización sistémica para poder aspirar a desarrollar modelos de negocio de servicios competitivos de comercialización de electricidad a corto plazo, quenecesita el mercado local e internacional, como se describe en la nota Servicio eléctrico sobresaliente.

Por ejemplo, en la nota Sector eléctrico no necesita préstamos para reducir desigualdad, dije que “con la sola determinación de transformar el sector, para garantizar un servicio eléctrico sobresaliente, de parte de empresas sobresalientes del sector privado, el Estado puede desestimar el préstamo que el Banco Mundial aprobó para reducir la desigualdad. Dicha transformación tiene como objetivo cambiar los incentivos y desincentivos para impulsar un substancial apalancamiento sistémico positivo del sector, con toda una serie de círculos virtuosos que se refuercen entre sí. Es así como se podrá garantizar el desarrollo de un juego suma positiva que garantice la reducción de la desigualdad.”

El 16 de octubre de 2014, había anticipado lo que dije sobre dicho estudio debajo del artículo Con el 20% del tiempo sin electricidad a RD le resulta difícil el desarrollo, publicado en acento.com.do
Sin necesidad de leer todavía (que espero leer a su debido tiempo) el informe del Banco Mundial “¿Rentas o Reformas? La economía política del desarrollo en la República Dominicana,” lo que aparece en esta noticia es más que suficiente para afirmar que se basa en el sentido común Cartesiano que refleja el Fordismo, en el cual el BM supone que es independiente del gobierno, que es quien toma las decisiones, para bien o para mal. Contrario al Fordismo (que nos legó hace más de un siglo Henry Ford y que ya se desgastó) introduje y he venido escribiendo recientemente sobre el Jobsismo (que nos legó no hace mucho Steve Jobs y es ahora la base para el desarrollo para los próximos 30 a 40 años). 
Lamento decirles al FMI, al Banco Mundial, al Banco Interamericano de Desarrollo, a la Agencia Internacional de Desarrollo de USA y a todos los organismos bilaterales y multilaterales, que al seguir aplicando el desgastado Fordismo son tan responsables de la crisis sistémica que padece la República Dominicana como el que más. Esa relación de interdependencia la reflejé al final del año 2012 en el artículo Cambiemos primero el modelo eléctrico, donde al final escribí los siguientes 4 párrafos:

Con base a esos antecedentes, sugerimos que el pacto se organice basado en las siguientes conclusiones:

La excesivamente prolongada crisis del sector eléctrico dominicano es una crisis sistémica.

Las instituciones de la banca multilateral son partes importantes del sistema.

Las partes tradicionales y no tradicionales, con conocimientos sistémicos, que representen lo mejor posible la totalidad del sistema, deben reunirse lo más pronto posible para definir el nuevo modelo del sector eléctrico.

Dando un ejemplo reciente, ruego que también pongan atención a la nota Acabemos con el triple talk a corto plazo, con la que respondí al artículo Double Talk, publicado el 9 de octubre en El Caribe, por Marisol Vicens Bello.
Al igual que en esta ocasión, el que no se merece que le conteste emitió un comentario que contesté así:
¡Muchas gracias! Lo que aparece debajo de "Problemas del sector eléctrico dominicano," explica claramente lo desviado que se encuentra el sector de su rumbo. Lo demás se debe a como se ha venido comportando el capitalismo, por ejemplo, como lo ven ahora, muchas entidades, por ejemplo, McKinsey en su revista de septiembre del 2014 en el "Redefining capitalism," por Eric Beinhocker and Nick Hanauer.

Solo extraigo lo siguiente: “algunos argumentan que la elevación de la creación de valor para los accionistas a la categoría de objetivo principal se basa en una errónea suposición de que el capital es el recurso más escaso en una economía, cuando en realidad todo el mundo sabe que el conocimiento es el ingrediente escaso, fundamental es la resolución de problemas.” Especialmente los problemas sistémicos que no se resuelven con políticas centrales de gobierno, como la Ley General de Electricidad, que nos llegó con el apoyo de la banca multilateral y la protección de ventajas leoninas de la inversión extranjera que no compite.

Todo lo anterior es para reiterar lo que dije en mi primer comentario.
Todos debemos darle de nuevo las gracias al comentarista que no se merece una respuesta. Ahora podemos repetir !Zafe! La respuesta que si merece ya la coloqué en mi primer comentario, cuando repetí el texto sin hiperenlaces de la nota El Pacto Eléctrico necesita principalmente líderes auténticos, que forma parte integral de este comentario.

Si has logrado tener suficiente interés para llegar hasta aquí, te sugiero que leas por favor lo siguiente con mucha atención y respáldenla de inmediato. La cita de Platón es precisamente la clave para poder introducir la comercialización competitiva.  Debemos evitar por todos los medios que el status quo se salte olímpicamente esa parte esencial del proceso y entonces la crisis sistémica siga tan campante como el whiskey del anuncio.

Como se describe en el comentario que hice debajo de la noticia Méndez favorece licitaciones de compra de energía en el 2016, definitivamente no fue comercialización competitiva lo que hizo la privatización de la CDE. A seguidas copio, para que sea parte de fondo de este artículo, su texto completo:
Repito que “en estos momentos no hay nada más importante que disponer de una metodología que sirva para no solo resolver la crisis local, sino convertirla en la mayor oportunidad para el desarrollo de país, por medio de la creación de nuevos negocios de comercialización competitiva de electricidad, con potencial de exportación de servicios. Absolutamente nada es más importante para el país.” Así empecé la respuesta al artículo de Bernardo Castellanos, Sector eléctrico, plantas de carbón e impacto en el déficit financiero del sector, que se publicó hoy 3 de noviembre de 2014 en acento.com.do y que usé para actualizar la nota Aprovechemos la palanca metodológica del Pacto Eléctrico para cambiar el mundo.

Es cierto que el Acuerdo de Madrid dio una puñalada a los consumidores regulados, pero esa fue la segunda. Está muy claro que la primera puñalada fue dada por la capitalización. La explicación que aparece, por ejemplo, en la nota Aporte al Comité Técnico para revisar la metodología del #PactoElectrico, dice lo siguiente: “Aunque tengan razón al sugerir lo que aparece en el titular “Plantas de carbón 'no son la solución,' dice ejecutivo de la Cámara Americana de Comercio,” de nuevo, AMCHAM está proponiendo que sigamos tomando medidas incrementales para aumentar la eficiencia del sector, cuando lo que se requiere es una transformación radical que aumente la eficacia del mismo, para devolverle la orientación que había perdido por muchos años la CDE, que se desvió mucho luego de la capitalización y que se desorientó mucho más con el Acuerdo de Madrid, todo esto basado en consensos en vez de una actitud científica orientada a la acción. Esa increíble desorientación es fácil de comprender porque está ya por encima de los miles de millones de dólares anuales del presupuesto nacional y una suma posiblemente equivalente de parte de los consumidores regulados en su afán por adaptarse a esa triste realidad."
Esa segunda nota dice además: “aunque la ADIE cree que el Estado debe hacer otras licitaciones, es totalmente imposible captar precios competitivos a largo plazo en medio de la creciente incertidumbre que ya hemos experimentado desde el mismo inicio de la capitalización, que resultó en el Acuerdo de Madrid. La única salida que nos queda, que nos convierte en líderes en el mercado internacional, es organizar la competencia en el corto plazo, como sugerí hace más de tres años en acento.com.do con el artículo Desconectemos el Presupuesto del Sector Eléctrico.
Para poder recibir mayor beneficio de este comentario, pulsen por favor los enlaces de esas dos notas y también el artículo.
Finalmente, necesitamos quitarle la protección a los generadores para que pasen al mercado como empresas dolientes sin que la CDEEE (que por indolente debe desaparecer) firme contratos a largo plazo que los proteja. Esos generadores necesitan competir con comercializadores dolientes - que desaparecen si no son sobresalientes - es lo que empecé a proponer en 1996.




domingo, noviembre 02, 2014

Aprovechemos la palanca metodológica del Pacto Eléctrico para cambiar el mundo

Actualización: en una discusión en Facebook respondí con el siguiente comentario:

El problema es que el #PactoElectrico no es un asunto para el corto plazo, sino poner en funcionamiento unas reglas de juego de larga vida, con la que tendría un cambio hacia el máximo bienestar social, que está por encima de cualquier interes. Sería criminal que desperdiciáramos una crisis de más de cuarenta años para seguir haciendo lo mismo.
Actualización: en respuesta al artículo de Bernardo Castellanos, Sector eléctrico, plantas de carbón e impacto en el déficit financiero del sector, coloqué el siguiente comentario:

En estos momentos no hay nada más importante que disponer de una metodología que sirva para no solo resolver la crisis local, sino convertirla en la mayor oportunidad para el desarrollo de país, por medio de la creación de nuevos negocios de comercialización competitiva de electricidad, con potencial de exportación de servicios. Absolutamente nada es más importante para el país.

Sin embargo, ese cambio de metodología es una gran posibilidad pasajera. Tan pasajera que podría estar limitada a los primeros días de esta semana. Para enterarse de dicha posibilidad lea atentamente la nota Aprovechemos la palanca metodológica del Pacto Eléctrico para cambiar el mundo y ayude a divulgarla y apoyarla con la mayor brevedad. Esa nota se inspiró en una encuesta de El Caribe donde 4 de cada 5 votantes (670 la última vez que miré) dijeron que la firma del Pacto Eléctrico no solucionaba la crisis.

Lo que mi amigo Bernardo Castellanos explica se basa en patrones de conducta que se concentran en ver tendencias y evaluar sus implicaciones. Lo que he venido haciendo se concentra en responder ¿qué es lo que causa dichos patrones? Es el menos común y más potente medio para las explicaciones.

Esos patrones serían muy acertados si el mundo no estuviese en medio de una revolución tecnológica. Peor aun, la metodología del Pacto Eléctrico se basa en explicaciones como esas, que todos los administradores de la CDE, desde Julio Sauri, y de la CDEEE, desde Temistócles Montás, han mantenido la excesivamente prolongada y altamente costosa crisis por más de cuarenta años.

Debe resultar evidente que la explicación que Bernardo sugiere no es una excepción. En efecto, es también para tratar de aumentar la eficiencia, cuando argumenta, por ejemplo, que si el “Gobierno no toma la firme decisión de invertir recursos importantes en la reducción de las excesivas perdidas de las distribuidoras (no menos de US$800 millones en dos (2) años) y de reducir drásticamente los excesivos gastos corrientes de esas empresas y la CDEEE, tal y como tomo la firme decisión de contratar la construcción de las centrales a carbón…”

Para más detalles, lean también por favor la nota Aporte al Comité Técnico para revisar la metodología del #PactoElectrico. Esta otra nota sugiere un cambio de los sucesivos esfuerzos incrementales hacia a la eficiencia, que han venido haciendo todos los administradores, sin excepción, que empeoran cada vez más la crisis sistémica, a un esfuerzo radical hacia la eficacia para poder resolverla.

“Mientras más sistémico, más local” – Peter Senge, C. Otto Sharmer, Joseph Jaworski and Betty Sue Flowers, Presence: human purpose and the field of the future, 2004.


Debemos estar muy entusiasmados por la clara señal que ofrece la rápida desaparición del tweet siguiente:
ParaMiSonEnigmas @paramisonenigma - @gmh_upsa @Matterfilm @ElCaribeRD Te dejo un post sobre CÓMO EMPEZAR A CAMBIAR EL MUNDO. (Parte I) wp.me/p1ZT9S-1vB Comenta x el blog
Jose A Vanderhorst S,
A Tweet you were mentioned in got retweeted!
Jose A Vanderhorst S
In reply to El Caribe, Jose A Vanderhorst S and 5 others
ParaMiSonEnigmasParaMiSonEnigmas
@paramisonenigma
@gmh_upsa @Matterfilm @ElCaribeRD Te dejo un post sobre CÓMO EMPEZAR A CAMBIAR EL MUNDO. (Parte I)wp.me/p1ZT9S-1vB Comenta x el blog
07:35 AM - 02 Nov 14
Retweeted by

Víctor MATTERFILM Víctor MATTERFILM @Matterfilm
To 8057 followers.

Eso ocurrió mientras redactaba esta nota con la que me desperté. Aunque ParaMiSonEnigmas envió ese mismo texto a muchas otras personas, podemos confirmar el potencial valor fuera de la República Dominicana de la nota Aporte al Comité Técnico para revisar la metodología del #PactoElectrico, especiamente por dicha señal de desaparición del tweet que es parte de la conversación del tweet siguiente, que fue repetido por Victor Matterfilm @Matterfilm:
@gmh_upsa  •  Encuesta #PactoElectrico @ElCaribeRD 7 1/2 pm 1/11/14. 545 votos: 4 de 5 NO. Método no esperan encantaría http://bit.ly/617GMH  #EuropeIN
La expresión “Método no esperan encantaría” sugiere sintéticamente la oportunidad de hacerle a los dominicanos una propuesta, similar a la que se describe, por ejemplo, en la nota Propuesta simple (330 palabras) que los consumidores eléctricos no están esperando pero les encantará, que se relacionó, por ejemplo, con un episodio de la crisis sistémica de electricidad española. Es también muy interesante el enfoque de ParaMiSonEnigmas, que se concentra en la importancia trascendental para cambiar el mundo. Eso solamente puede explicar dicha desaparición, porque como verán eso es precisamente lo que se describe a continuación.

Basado en el trasfondo que aparece vía la combinación de mis dos blogs (producción) y Twitter (distribución), en el fondo de este breve comentario intentaré dar unas pinceladas de lo que ha llevado a interpretar como una gran oportunidad el resultado de la encuesta de El Caribe, que 4 personas de cada 5 no crean posible que se pueda resolver la crisis de electricidad dominicana.

Acudo a la cita inicial de la nota del trasfondo ¡Sumemos! Tercera invitación a conversar, para repetir lo que dijo Margaret Mead, escritora, profesora y antropóloga cultural estadounidense, destacada oradora y personalidad influyente entre los años 1960 y 1970: "Nunca dudes que un pequeño grupo de ciudadanos pensantes y comprometidos pueden cambiar el mundo. De hecho, son los únicos que lo han logrado." En realidad, interpretando la cita de Senge y colaboradores, de lo que se trata es que la crisis sistémica de electricidad mundial es mucho más sistémica en dominicana.

Esa oportunidad de cambiar el mundo es brevemente posible (la puerta parece que se va a cerrar esta misma semana) si las autoridades dominicanas entienden lo que dijo Margaret Mead y me aceptan como un ingeniero consultor en “arquitecturía” de sistemas (socio-técnicos altamente complejos). Un instrumento importante de esa “arquitecturía” es la heurística  “a veces, pero no siempre, la mejor forma de resolver un problema difícil es expandir el problema mismo.”

Pues bien, empecé con la crisis eléctrica dominicana como describo, por ejemplo, en la nota Innovación: puerta al progreso, que es una instancia relevante del trasfondo. Otra instancia relevante de ese trasfondo aparece, por ejemplo, en la nota El fin de la Paradoja del Estado feliz. Como se puede ver en lo acontecido en estos últimos meses, llegué a la gran crisis actual de la humanidad, destacando la gran oportunidad que existe en la Eurozona para cambiar el rumbo que rápidamente nos está llevando a una Segunda Edad Media hacia la Edad Dorada correspondiente a la actual revolución tecnológica, que incluye todavía un cambio mucho mayor.

Este es dicho cambio. Basado en la simplificación sintética que nos trajo Alvin Toffler en su libro La Tercera Ola, podemos aprovechar lo que sucedió cuando la Segunda Ola (civilización industrial) sobrepasó la Primera Ola (civilización agrícola) para comprender a donde vamos. Lo que hasta ahora creo haber podido articular en los últimos meses es que el mundo está listo para un cambio a la Tercera Ola que por muchas razones, como las que ya han visto en esta nota, sugiero llamarle civilización sistémica.

En este largo proceso, hace mucho aprendí que el debate nos limita a aprender del pasado. Aprendí que se puede aprender del futuro emergente y para ello se emplea el diálogo generativo. La fuente principal del cambio de paradigma para apoyar la nueva civilización es la simplificación del pensamiento Cartesiano al pensamiento Peirciano, reconociendo el aporte del gran filósofo norteamericano Charles Sanders Peirce, cuyo aporte llamó pragmatismo y que se lo distorsionaron. Básicamente Peirce impulsa una actitud científica orientada a la acción.

Con esa actitud es que comento la Encuesta de El Caribe, que refleja claramente la crisis sistémica del sector eléctrico dominicano que perdura por medio siglo y que he descubierto que por la influencia de la civilización industrial concentran su atención en aumentar la eficiencia y al hacerlo nos alejamos cada vez más de la necesaria orientación. Comparando esta crisis con un témpano, los dominicanos están convencidos que dicho pacto es más de lo mismo. Ahora bien, los españoles conocen también la parte visible de ese mismo témpano, que existe en todo el mundo aunque sea todavía invisible en la gran mayoría de los países.

Y la gran sorpresa nos hemos llevado los que hemos participado en los intercambios: la solución a la crisis sistémica de electricidad global está íntimamente asociada a la crisis sistémica social y ambiental del mundo. Yo sé que esas son palabras mayores, que al igual que otros entendemos que llevan a la Eurozona como el mejor candidato para el cambio de civilización.

Para finalizar, veamos que está pasando, por ejemplo, con el empleo. Mientras cada vez se necesitaron menos personas dedicadas la agricultura, con la industrialización (transformación) de la agricultura, podemos esperar que cada vez necesitemos menos personas dedicadas a la industria de bienes tangibles, con la “sistemicalización” (una palabra bien fea como primer intento para evitar sistematización que tiene usos muy conocidos) de bienes intangibles (servicios). En Estados Unidos acaban de identificar que todo el aumento de empleos se debe a empresas creadas en los últimos 5 años. Las grandes empresas al emplear las nuevas tecnologías para aumentar su eficiencia están restando empleos. Eso reconfirma, por ejemplo, la nota El empleo juvenil está en la civilización sistémica.

viernes, octubre 31, 2014

Aporte al Comité Técnico para revisar la metodología del #PactoElectrico

Actualización: debajo de la noticia de NCDN, Inician preparativos para el Pacto Eléctrico,
coloqué el siguiente comentario:

La noticia dice que el ministro Montalvo afirmó que: “El presidente Medina está decidido a buscar una solución definitiva a una de las mayores dificultades históricas que ha tenido el país: el suministro de energía eléctrica”.

Como el presidente está decidido, es esencial que se tome en consideración la nota Aporte al Comité Técnico para revisar la metodología del #PactoElectrico, que supone que en dicha metodología: “El principio es la parte más importante del trabajo.” – Platón, Siglo 4 antes de Cristo 
“El principio es la parte más importante del trabajo.” – Platón, Siglo 4 antes de Cristo 
“Errar es humano, perdonar es divino, rectificar es de sabios” –  Alexander Pope, poeta británico 
"Un propósito y principios simples y claros dan lugar a un comportamiento complejo e inteligente. Reglas y regulaciones complejas dan lugar a un comportamiento simple y estúpido." -- Dee Hock, el CEO Emerito de VISA Internacional




Conforme a la noticia Agripino: Pacto eléctrico arranca en noviembre, “Nuñez Collado reveló que el Consejo Económico y Social (CES) se reunió ayer en la mañana con la Comisión Coordinadora del Pacto Eléctrico y con el ministro de la presidencia, Gustavo Montalvo para definir los aspectos metodológicos y el calendario de discusión. Agregó que han entregado al Comité Técnico para fines de revisión y que será la próxima semana que quedarán aprobados los pasos que garantizarán que en los próximos seis meses quede concluido dicho pacto.” En lo que sigue, se trata solamente de los aspectos metodológicos. 

Invirtiendo el orden de los párrafos dos y tres de dicha noticia, tenemos que Nuñez Collado "apuntó que esperan que en estas discusiones haya generosidad, apertura y la capacidad de ver el interés de la nación por encima de los intereses particulares. Insistió en que tiene la fe de exista la buena voluntad y la decisión de buscar una solución que beneficie al país." De lo que dice esta nota se puede desprender que el cumplimiento de lo que pretende ese párrafo depende principalmente de la capacidad de dicho Comité Técnico.

Cabe destacar del segundo párrafo que él: “Señaló que la Comisión Coordinadora ha estado trabajando partiendo de la experiencia del Pacto Educativo, pero refirió que el escenario en que se desarrollará el acuerdo eléctrico será más complicado que en el educativo, argumentando que en este último el dinero provendría del 4% y en el eléctrico existen muchos intereses encontrados.”

Definitivamente que puede ser más complicado, por ejemplo, con lo que sigue. Con todo el respeto que se merece el ministro de la presidencia, espero que después de leer estas humildes sugerencias al Comité Técnico,  siempre y cuando sea necesario y conveniente, él pueda rectificar con mucha sabiduría el siguiente tweet:
Gustavo Montalvo ‏@GMontalvoFranco - Solo el consenso social garantiza la continuidad de las políticas públicas. Necesitamos un modelo que sea sostenible. #PactoEléctrico
La necesidad por rectificación nace de la simple observación de que para que el Pacto Eléctrico sea sostenible, no necesariamente se debe asumir por adelantado la continuidad de las políticas públicas de este gobierno en particular. De no ser posible tal continuidad, estaríamos muchos de los convidados al pacto cometiendo un error de grandes proporciones que se conoce desde Platón o por lo menos desde hace veinticuatro siglos en que vive la humanidad.

Si es que no lo han hecho todavía, es muy importante que el Comité Técnico se entere del valioso y oportuno artículo, redactado por el Dr. Pedro Silverio Álvarez, El Pacto Educativo y su limitado impacto cualitativo, el cual respondí el mismo 25 de abril de 2014, como quien clava una estaca recordatoria, con este otro tweet:
@gmh_upsa - . @pedrosilver31 Tratando de que el #PactoElectrico no sea tan limitado, propongo: Innovación: puerta al progreso http://bit.ly/333GMH
Aprovechando esa estaca, interpretaré dicho artículo en el marco de lo mucho que se ha aprendido y que corresponde mayormente a un rico trasfondo que se ha desarrollado a partir de la nota Innovación: puerta al progreso. Humildemente creo que ese trasfondo debería ser ampliamente conocido por el experto independiente en el tema energético (posición a la que cursé una solicitud a ser contratado por el CES) que es parte esencial del Comité Técnico. En relación al tweet del ministro Montalvo, por ejemplo, el Comité Técnico puede disponer de ese transfomdo muchas evidencias que demuestran que el futuro ya no es una continuación del pasado.

Dicho lo anterior, el Dr. Silverio Álvarez relató oportunamente la valiosa experiencia mejicana, sugiriendo, po ejemplo, como simplificar pactos para que no sean tan limitados, cuando identifica un “pacto educativo que apenas tiene dos páginas,” agregando que “esto asegura que los costos políticos de la reforma sean asumidos por una especie de liderazgo responsable bajo el compromiso de que el pacto forma parte de una política de Estado, independientemente del partido gobernante.” En ese sentido, el Comité Técnico debería estar enterado también de la nota Límites que van por encima de la política, que ayuda a evitar como entender lo que depara el futuro, por la esperiencia de los cambios de civilización..

Siendo conforme todo lo anterior a la cita de Dee Hock, el Comité Técnico puede fácilmente asegurar un pacto que esté por encima de los “muchos intereses encontrados,” que identificó monseñor Núñez Collado. Es así como se sugiere que el Comité Técnico apruebe una metodología que disuelva (la no necesidad de resolver) el problema de que el “escenario en que se desarrollará el acuerdo eléctrico será más complicado.”

Tratando de que dicha metodología fuese la más apropiada a las anteriores circunstancias, ayer 30 de octubre de 2014 respondí el siguiente tweet de Don Victor Castro de esta manera:

victor castro ‏@castrovictor31 - Inicio reunion del CES con los Ministros para discutir metodologia pacto electrico pic.twitter.com/MjT5BDBFgZ

‏@gmh_upsa - En la metodología @castrovictor31 agreguen a las medidas de eficiencia las medidas de eficacia como se sugiere en http://disq.us/8kqeny
La interpretación que sugiero que haga el Comité Técnico de ese simple intercambio de tweets es que todavía podemos comenzar bien, si se motivan por la sabiduría y el largo plazo, en vez de los intereses públicos y privados que se apoyan en el dinero y el corto plazo. Es importante entonces que dicho Comité Técnico se entere, por ejemplo, de que en cuanto a ese intercambio, repito con mayor detalle en breve la sugerencia de adoptar medidas de eficacia, que entiendo deben reemplazar temporalmente las medidas de eficiencia.

A seguidas aparece el primer comentario que realicé acento.com.do, que se relaciona íntimamente con la necesidad de empezar con medidas de eficacia para reorientar el sector eléctrico. También aparece un segundo comentario que corresponde al desglose de su referencia en el primero, para que esta nota sea autosuficiente al menos en su fondo, ya que nunca podrá abarcar todo su trasfondo.

Debajo de la noticia Plantas de carbón “no son la solución”, dice ejecutivo de la Cámara Americana de Comercio, coloqué el siguiente comentario:
Aunque tengan razón al sugerir lo que aparece en el titular “Plantas de carbón “no son la solución”, dice ejecutivo de la Cámara Americana de Comercio, de nuevo, AMCHAM está proponiendo que sigamos tomando medidas incrementales para aumentar la eficiencia del sector, cuando lo que se requiere es una transformación radical que aumente la eficacia del mismo, para devolverle la orientación que había perdido por muchos años la CDE, que se desvió mucho luego de la capitalización y que se desorientó mucho más con el Acuerdo de Madrid, todo esto basado en consensos en vez de una actitud científica orientada a la acción. Esa increíble desorientación es fácil de comprender porque está ya por encima de los miles de millones de dólares anuales del presupuesto nacional y una suma posiblemente equivalente de parte de los consumidores regulados en su afán por adaptarse a esa triste realidad.

Solamente después de estar reorientado el sector las medidas de eficiencia tendrán el sentido que merecen, porque el aumento de la eficiencia en un sector tan excesivamente desorientado en un mundo impredecible hace que con mucha probabilidad las cosas se vuelvan peores, como lo venimos viviendo desde 1973, cuando la integración vertical perdió sentido de ser. Para conocer un poco más de eso, vean el comentario [que aparece detallado abajo] El modelo que propone Instituto de Energía de la UASD para #PactoElectrico no solo es viejo, sino que ya no funciona que hice en respuesta a la noticia Instituto de Energía de la UASD plantea cambio radical modelo sistema eléctrico, publicada ayer 29 de octubre del 2014.

Para reorientar correctamente el sector, el Pacto Eléctrico debe concentrarse en que con muy pocas y contadas excepciones, en que no quede ninguna duda que el Estado deba aportar subsidios externos (no por medio de CDEEE que debe desaparecer), los consumidores regulados, la gran mayoría de los cuales pierden, se vuelvan clientes no regulados que tengan la posibilidad de ganar y se ajustan a la realidad.

Contrario a lo que sugiere AMCHAM, hay que eliminar que los generadores sigan blindados con la Ley General de Electricidad en la privatización de sus ganancias, que con muy pocos riesgos para ellos, le traspasan casi todas las pérdidas al Estado y a la gran mayoría de los hoy consumidores regulados. Es principalmente por esa razón que esas pérdidas se elevan grandemente según aumentan dichos riesgos.

Aunque la ADIE cree que el Estado debe hacer otras licitaciones, es totalmente imposible captar precios competitivos a largo plazo en medio de la creciente incertidumbre que ya hemos experimentado desde el mismo inicio de la capitalización, que resultó en el Acuerdo de Madrid. La única salida que nos queda, que nos convierte en líderes en el mercado internacional, es organizar la competencia en el corto plazo, como sugerí hace más de tres años en acento.com.do con el artículo Desconectemos el Presupuesto del Sector Eléctrico.

Aunque la gran mayoría de los consumidores regulados se han venido adaptando al invertir, por ejemplo en plantas de emergencia e inversores a batería, así como sufragar gastos operacionales como consecuencia del pésimo servicio y hasta aguantar apagones cuando sus instalaciones no dan más, las señales económicas que reciben son muy inestables y defectuosas. Hace falta que tengan la oportunidad de recibir electricidad de un mercado minorista libre donde compitan los generadores y los comercializadores al detalle, como se puede ver en el artículo que sugiere desconectar el presupuesto. Es solo así que dichos generadores necesitan competir en el mercado de la comercialización de electricidad sin estar protegidos por la CDEEE que debe desaparecer. Ahora que se vencen los contratos del Acuerdo de Madrid es el mejor momento para iniciar dicha transformación.
Debajo de la noticia Instituto de Energía de la UASD plantea cambio radical modelo sistema eléctrico, publicada el 29 de octubre del 2014, coloqué este segundo comentario.
La integración vertical de la industrial eléctrica no es un nuevo modelo. Fue el modelo mayormente empleado en todo el mundo. Su sustento fue la garantía de la energía barata.

Con dicha garantía, que permitía considerar los costos de operación y mantenimiento, durante la vida útil de la expansión de la industria, como mucho menores que los de la inversión en la instalación de las centrales generadoras y sus líneas de transporte asociadas.

Como esos costos de instalación se conocen desde el principio, la planificación a largo plazo de las tarifas se podía anticipar con bastante precisión. Mejor aún, la integración vertical se sumaba al efecto de economía de escala de las centrales generadoras, que al aumentar su capacidad se reducían año tras año sus precios.

El resultado era que los generadores aseguraban sus ganancias desde el inicio, los reguladores no tenían mucho que hacer para aprobar las tarifas más bajas y los consumidores se alegraban a tener que pagar menos. Ese era el modelo que la CDE esperaba que se cumpliera, pero lamentablemente como verán a seguidas el mundo cambio.

Esa garantía se perdió en 1973 cuando la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEC) realizó lo que se llamó el Embargo de la OPEC. Desde entonces los precios de los combustibles fósiles, por ejemplo, carbón, petróleo y gas natural, vienen subiendo y bajando de acuerdo a diversas circunstancias. Desde entonces se ha venido buscando nuevos modelos para la industria.

El proceso de capitalización no reconoció esa realidad para los consumdores. Al contrario, al garantizar la inversión de los generadores y esta estar protegida como inversión extranjera, estos se benefician grandemente de la incertidumbre, privatizando las ganancias tanto para los generadores como para los clientes no regulados, al tiempo que se socializan las pérdidas para el Estado y los consumidores regulados.

En esas circunstancias la posibilidad de hacer una competencia con los contratos de los generadores es una pura ilusión. Peor aún, la combinación presente de ideas que provienen de la capitalización y el sentido común de lo que fue la CDE que se convirtió en el Acuerdo de Madrid, nos han legado lo peor de ambos modelos. Todo este esquema de reducir los costos de la matriz de generación para aumentar la eficiencia no es por donde hay que actuar.

En vez de concentrar la atención en la generación, hay que hacerlo en la demanda. Es necesario y urgente invertir en tecnología de información y comunicaciones para crear un mercado eléctrico sobresaliente. Para no alargar la historia que les estoy contando, le sugiero que vean la última nota que redacté Impongamos cordura y sensatez en el Pacto Eléctrico, así como también medio centenar de artículos que escribí aquí en acento, la gran mayoría de los cuales son sobre el sector eléctrico, en el enlace http://acento.com.do/author/vanderhorst/


martes, octubre 28, 2014

Impongamos cordura y sensatez en el Pacto Eléctrico

En su artículo La moderación en el debate, del 28 de octubre del 2014, Miguel Guerrero sugiere que “el problema real del país… se refiere más bien a la actitud a asumir como nación ante los retos del porvenir y los conflictos futuros. La obligación consiste en evitar a toda costa que las posiciones extremas secuestren el debate de los temas trascendentales.” Como verán a continuación, no hay tema más trascendental en este momento que el del Pacto Eléctrico. Verán que entonces que por infructuoso en estos tiempos de gran incertidumbre no nos debemos concentrar en el debate, sino crear las condiciones idóneas para que saquemos el mayor de los provechos del diálogo generativo que se puede producir en un mercado sobresaliente de electricidad.

Dos sinónimos de moderación, cordura y sensatez, admiten la posibilidad de plantear una posición aparentemente extrema, desde el obsoleto sentido común imperante, pero que en realidad es la más corda y sensata desde el sentido común del futuro emergente, por ejemplo, en el caso de la crisis del sector eléctrico dominicano, donde también verán que el extremismo real lo presentan las fijaciones introducidas en la ley de la Estrategia Nacional de Desarrollo y en la Ley General de Electricidad, que sin duda mantendrán viva la crisis sistémica del sector eléctrico dominicano, simplemente porque el futuro no es por mucho una continuación del pasado.

Para acercarnos a la realidad imperante, veamos lo que dice el resumen de la nota de la nota Applying #Jobsism to transform current global #Fordism marketing miopía, el cual se inicia con “Pongámonos de acuerdo en que este es el tema más importante de liderazgo que enfrenta la humanidad:”
Desde el actual sentido común Fordismo, el artículo de la portada de The Economist se puede considerar que representa una realidad actual que muestra que el capitalismo en todo el mundo está pasando por una "Miopía de Marketing" semejante  a la que Theodore Levitt describió en 1960 acerca de cómo el sector de la industria de negocios de ferrocarril sobre expandió.

Esta vez no se trata sólo de un sector industrial, sino a toda la civilización industrial que se ha sobre expandido en el sentido común del Fordismo de tal manera como para crear una enorme crisis sistémica social y ambiental para el mundo en su conjunto. Como resultado tenemos que ponernos todos de acuerdo que es el tema de liderazgo más importante que se enfrenta en estos momentos por la humanidad.

El sector clave detrás de esa crisis sistémica y su solución es, en general, el sector de la energía y la electricidad en particular. Si bien puede haber discrepancias en cuanto a si la zona euro es la mayor amenaza, parece que es el mejor lugar para comenzar la transformación emergente para Jobsism.
Nuestra íntima relación con Eurozona, el enfoque arquitectónico para abordar dicha crisis sistémica de electricidad desde el punto de vista del Jobsismo y la urgente necesidad de resolver dicha crisis, nos producen unas condiciones atractivas para negociar un acuerdo, por ejemplo, con la Eurozona a la mayor brevedad. Como se puede ver en el fondo y especialmente el trasfondo de dicha nota, el mundo de la civilización industrial se ha sobreexpandido durante, por ejemplo, los últimos 20 años, a una posición tan extrema que ha generado crisis sistémica sociales y ambientales mundial totalmente inaceptables.

Ese gran exceso necesita ser desmontado, por ejemplo, con la eliminación del consumo de combustibles fósiles, lo que parece como algo muy extremo, si se mira desde el sentido común del Fordismo, pero no así del sentido común del Jobsismo. Para enfrentar esa sobre expansión, con cordura y sensatez, la República Dominicana dispone de las grandes ventajas antes mencionadas para implantar decididamente el marco regulatorio. Por ejemplo, el que sugiere la nota Servicio eléctrico sobresaliente, que invita al desarrollo de ecosistemas, “que son fácilmente adaptables para satisfacer las necesidades, preferencias y caprichos pasajeros de cada cliente,” como dice la nota sobre el Jobsismo, imposibles de resolver con las leyes vigentes antes mencionadas.

Es así como, en vez de un debate que pretende anticipar el futuro, introducimos un verdadero diálogo generativo entre los clientes y los suplidores en un mercado sobresaliente de electricidad, donde los que puedan desarrollar los mejores ecosistemas Jobsistas, que aseguren por algun por algún tiempo, hasta que la competencia los desplace, que todos pueden ganar. Debe resultar evidente que eso es contrario al esquema Fordista vigente en que unos pocos ganan y la gran mayoría pierde.