viernes, febrero 05, 2016

Sueño que salva Pacto Eléctrico: con democracia directa de @gmh_upsa los indignados del mundo votan por el mejor

El corolario "Shrink State 1st & elections 2nd," (Reducir el Estado va primero y las elecciones van segundo) proviene de la cuarta actualización "As direct democracy shrink states, all Indignados of the world have a Golden Age they are not expecting but will love," de la nota World Economic Forum Davos 2016: Will #OWS and #15M love The Industrialist’s Dilemma?, que traduzco así: "Como la democracia directa reduce el Estado, todos los indignados del mundo tendrán una Edad Dorada que no están esperando pero que adorarán" de la nota "Foro Económico Mundial 2016: ¿Adorarán #OWS y #15M El Dilema del Industrialista?"





Por inercia, en todo el mundo, desde hace mucho tiempo la gran mayoría de los electores se ven obligados a votar para otorgarle el máximo poder del Estado al menos malo, que recibe el derecho a tomar muchas decisiones que deberían ser del elector, pero que se le quitan bajo la demonización que se ha hecho al mercado. Por ejemplo, en el sector eléctrico se sigue con el control de precios impuesto por un regulador bajo supociones que desde hace tiempo no carecen de sustento, creando tanto arbitrariedad por la imposibilidad de transparencia, como un fuerte atractivo a la corrupción.

Al separar del Estado mercados que se han vuelto anti-sistemicos para convertirlos en sistémicos, los clientes podrán elegir el suplidor competitivo que entiendan tiene el mejor modelo de negocio en ese momento. Es así como podrán cambiar de suplidor al votar por el mejor con democracia directa con el dinero de su cartera con más frecuencia que en la democracia representativa que ha perdido su credibilidad al incumplir sus promesas a las grandes mayorías. Esa es la razón principal en que se ampara el corolario arriba mencionado y que como verán a seguidas refleja el título de esta nota.

Ante un amigo excepticista sobre la nota anterior, que me sugirió leer de los que saben, enviándome el artículo A New Deal for Europe (Un nuevo trato para Europa), escrito por Thomás Piketty, decidí concentrar mi atención en la nota de mayo del 2014, A comment posted under Forbes' Steve Denning article "What Thomas Piketty Got Wrong" (Un comentario posteado bajo el artículo de Steve Denning "En lo que Thomas Piketty se equivocó").  Ese comentario se relaciona con lo que escribe Piketty en su nuevo artículo, "All historical experience points in this direction (toda la experiencia histórica apunta en esa dirección)," que como dije en dicho comentario es el mismo error que cometió el celebrado economista clásico David Ricardo al no contemplar la llegada de una nueva civilización.

Teniendo la posibilidad de actualizar la nota ¿Evitaría la democracia directa la descomunal crisis sistémica que percibe Piketty?, cuya duda está está muy inclinada a favor de evitarla, preferí dar los siguientes pasos:

1. Utilizar el tuit que distribuye la referida cuarta actualización que dice:
Jose A Vanderhorst S ‏@gmh_upsa  - As direct democracy shrink states, #OWS #15M #PactoElectrico have an unexpect Golden Age they will love http://bit.ly/g363mh  #EuropeIN
2. Enviar el tuit anterior a Piketty, diciendo:
Jose A Vanderhorst S ‏@gmh_upsa - Can @PikettyLeMonde consider creation of systemic civilization that shrinks states with direct democracy @nybooks? 
3. Poner en conocimiento de varias cuentas de Twitter, incluyendo tres premios Nobel de Economía: Spence, Krugman y Stigliz, el tuit anterior:
"A New Deal for Europe" / @PikettyLeMonde | @amspence98 @wonkmonk_ @rjocean @ProSyn @NYTimeskrugman @JosephEStiglitz 
Y 4. Quedar a la espera de personas inteligentes, importantes, valiosas y valientes, que ya no tengan lavado el cerebro por el Groupthink del statu quo, que parecen ser muy pocas, hagan tuits a favor con los hashtags #15M y #OWS que se colocarían aquí. Así sería como vamos a intentar cambiar el mundo llevando este mensaje a los indignados.

Al excepticista le extraña que esté incursionando en política internacional. En breve, dando algunas pinceladas, cuento como mi sueño sobre electricidad local creció hacia la democracia directa del mercado sistémico. Pero antes, como punto de apalancamiento sistémico para todo el mundo, la pregunta más importante sobre el Pacto Eléctrico es ¿cuánto le cuesta diariamente al país mantenerpor más de 40 años, la CDE, la CDEEE, el botín electoral con el control de precios con que mantiene la democracia representativa el anti-sistema eléctrico?

Para que el sueño siga creciendo, con los que envíen mensajes a los indignados (con tuits en el paso 4) a ser parte de este sueño que pueden no estar esperando, pero que podría encantarte lo suficiente para hacerlo tuyo también. Estés donde estes en el mundo, al hacerlo tuyo puedes ayudar a salvar el Pacto Eléctrico, para no desperdiciarlo. Se desperdicia al dejar que sigan haciendo casi lo mismo, para mantener la electricidad, en nuestro caso, como un botín electoral y así seguir con la crisis de más de 40 años, apoyando malos compromisos que podrían extenderse hasta el año 2030.



Algo más antes de empezar a contar el sueño. A seguidas aparecen las siguientes decisiones sugeridas a los actores convocados al Pacto Eléctrico, que serán respaldadas por personas valientes, valiosas, inteligentes e importantes como tu, que logran superar el lavado de cerebro conformista que acepta como buena y válida que el Estado se haya agigantado con la democracia representativa que ha perdido su credibilidad.
  1. Un pacto eléctrico ejemplar a favor de los sistemas
  2. Declarar la “quiebra” de la CDEEE
  3. Ser ejemplo de cómo derramar riqueza
  4. Libre mercado sistémico de electricidad
Esta colaboración que pretende ser de calidad, complementa y se superpone a la nota del 24 de abril del 2014, Innovación: puerta al progreso, sugerida en aquel momento para ser tomada como primer punto del Pacto Eléctrico. Habiendo llegado a ser Director de Planificación de la Corporación Dominicana de Electricidad cuando me despidieron y ya trabajando en Metaldom, donde supervisé la instalación de su planta eléctrica y me quedé como asesor, el sueño nació hace más de 20 años. Estando participando en las negociaciones internacionales con Caricom, América Central y el DR-CAFTA, el sueño empezó a materializarse cuando el Grupo de Acción por la Democracia me contrató con fondos del USAID para elaborar una propuesta de plan de acción para la prioridad principal de energía eléctrica, de la Agenda Nacional de Desarrollo.

En pocas semanas, el sueño empezó a cristalizarse con la propuesta como una política de integración del sector eléctrico dominicano, donde vislumbré que tendríamos la oportunidad de ser líderes del mercadeo al detalle de electricidad en los países subdesarrollados. Adelanto que esa oportunidad creció hacia todos los países del mundo y sigue latente si tomamos el liderazgo para hacer lo que nunca se ha hecho.

Siguiendo a mi héroe, Uno Lamm, un sueco al que se le conoce como el padre de la Corriente Directa en Alto Voltaje, quien sentía una gran emoción al entrar en otras disciplinas del saber, para el año 2003 el sueño se convirtió en  hacer de República Dominicana “Un País Sin Apagones” al que varios años después le agregúe la coletilla de "arbitrarios." Eso lo sinteticé en mayo de 2005 como la Iniciativa UPSA (la que se refleja en la cuenta @gmh_upsa), en el Blog Grupo Millennium Hispaniola, bitácora en la que desde entonces aparece más de 3,000 notas, que contienen una parte sustancial del aprendizaje orgánico del esfuerzo.

El sueño empezó a ser posible al tratar de ejercer el liderazgo innovador. Así aprendí que el pensamiento sistémico era una disciplina clave para continuar el sueño y aspiré a convertirme en consultor sistémico. Es bajo esa clase de pensamiento que el sueño creció al entender que la crisis no era local, sino internacional.

El sueño siguió creciendo cuando decidí involucrarme en la disciplina de la arquitecturía de sistemas socioeconómicos muy complejos. Así llegué a reconocer que la principal barrera era una arquitectura organizacional defectuosa que impulsa la desintegración del sector que venía del fracaso del modelo anterior de la integración vertical que funcionó bien hasta que el mundo cambió. El sueño se aclaró al reconocer que esa fuerza desintegradora se mantiene por la corrupción sistémica internacional (que ahora se puede suavizar como Groupthink) en la que participa con conocimiento de causa o no, por ejemplo, la banca multilateral, que impide el desarrollo de los recursos de la demanda. Solo así es que se resuleven los problemas llamados perversos (wicked problems) que ahora llamo problemas anti-sistémicos.

Empleando la planificación por escenarios, logro sistetizar tres escenarios, que corresponden a la Segunda Edad Media, la civilización industrial y la civilización sistémica. El sueño de la civilización sistémica lleva a un nuevo orden socio económico que viene a quitarle espacio a la civilización industrial, que ha sobrepasado con creces su capacidad. Para que el sueño se vuelva realidad es necesario crear la civilización sistémica, que viene a aprovechar la capacidad en exceso, para reducirla por medio de bienes intangibles que traen la democracia directa a la gente con el acceso compartido, que se vislumbra en modelos de negocio como los de Uber y Airbnb. Contrario a los rendimientos crecientes asociados a los bienes físicos, el sueño se sustenta en los rendimientos crecientes que trae el efecto red que con modelos de negocio innovadores asociados a los bienes intangibles.

Para que modelos de negocio como esos mejoren con el paso del tiempo habrá que dejar que la competencia y la colaboración actuen de forma equilibrada, con base a líderes servidores que impulsen la democracia directa, que permita que todos tengan la oportunidad de ganar. Como sugirió el finado Steven R. Covey, el sueño se ampara en responder ¿si te gustaría estar en el lado perder de una relación ganar-perder? Como la privatización lo que produce es la relación ganar-perder, necesitamos hacer la desregulación sin que se otorguen concesiones ni contratos amparados por el Estado a los agentes del mercado.

La capacidad de producir electricidad en el corto plazo, al por mayor y al detalle, por ejemplo una hora, hace que la República Dominicana tenga la ventaja de una capacidad instalada muy grande en poder de los consumidores que se emplea de forma muy ineficiente. Es ahí que está la oportunidad de hacer que la gente y los negocios puedan aumentar grandemente su poder adquisitivo al ajustarse para enfrentar los apagones.

Al  quitarle el poder del control de precios al regulador que da apagones amparándose en la democracia representativa, la iniciativa "UPSA arbitrarios" le pasa el poder al cliente individual, quien es el único ser que sabe a ciencia cierta en todo momento lo que más le conviene si comprar al precio del mercado, autoabastecerse o hasta vivir sin electricidad en dicho momento. Es así como se descarta la arbitrariedad que se ampara en el socialismo del control de precios. Lo importante es que el precio de mercado sea justo en todo momento y eso es lo que define un mercado sistémico.

El sueño creció todavía más al reconocer que dicho desarrollo hace que la crisis de cambio climático se disuelva si se desarrolla una transformación del sector energía. Ese sueño creció al entender que la principal barrera proviene de la democracia representativa que ha hecho que el peso del Estado mantenga un elevado desequilibrio con el del mercado que se había demonizado. Y el sueño volvió a crecer al descubrir que hay dos clases de mercado, el que agrega riqueza y el que sustrae riqueza. El mercado que agrega riqueza es el que llamo sistémico.

El sueño creció para servir de ejemplo no solo a los sectores eléctricos de otros países, sino de ejemplo para la organización de los países mismos y sus sectores. Esta es la clase de organización que sigue el sentido común del Jobsismo, en reconocimiento a Steve Jobs, que reemplaza el Fordismo que reconoció a Henry Ford.

jueves, enero 28, 2016

Siendo un anti-sistema, la democracia representativa está cada vez más desprestigiada. La de RD es de las peores.





"Never believe that a few caring people can't change the world. For, indeed, that's all who ever have." -- M. Mead